Archive for the ‘DEPORTES’ Category

Ambiente y Salud: Deportes. Comentarios de FILATINA.

Jueves, agosto 21, 2008

De autor desconocido.

Juegos Olímpicos

Los anillos olímpicos son el símbolo de los Juegos Olímpicos y uno de los emblemas más reconocidos en todo el mundo.

Los Juegos Olímpicos[] son eventos deportivos multidisciplinarios en los que participan atletas de diversas partes del mundo. Existen dos tipos de Juegos Olímpicos: los Juegos Olímpicos de Verano y los Juegos Olímpicos de Invierno, que se realizan con una intercalación de dos años desde 1992. La organización encargada de la realización de los mismos es el Comité Olímpico Internacional (por su abreviatura, COI).

Los Juegos Olímpicos actuales se inspiraron en los eventos organizados por los antiguos griegos en la ciudad de Olimpia, entre los años 776 a. C. y el 393 d. C. En el siglo XIX, surgió la idea de realizar unos eventos similares a los organizados en la Antigüedad, los que se concretarían principalmente gracias a las gestiones del noble francés Pierre Fredy, Barón de Coubertin. La primera edición de los llamados Juegos Olímpicos de la Era Moderna se realizó en Atenas, capital de Grecia. Desde aquella oportunidad, los Juegos Olímpicos de Verano han sido realizados cada cuatro años en diversas partes del planeta, siendo las únicas excepciones las ediciones de 1916, 1940 y 1944, debido al estallido de la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Los Juegos Olímpicos de Invierno se realizaron por primera vez en 1924, en la localidad francesa de Chamonix. Originalmente realizados como parte del evento de verano, el COI los consideró como un evento separado retroactivamente, y desde esa fecha comenzaron a realizarse en el mismo año que los Juegos originales. Posteriormente, con el fin de potenciar el desarrollo de los eventos invernales, el COI decidió desfasar la realización de los Juegos Olímpicos de Invierno a partir de Lillehammer 1994. Desde esa fecha, los Juegos Olímpicos Invernales se realizan en los años pares entre dos Juegos de Verano. En 2007, el COI decidió incorporar un nuevo tipo de evento: los Juegos Olímpicos Juveniles, que comenzarán a celebrarse a partir de 2010 y 2012 en sus ediciones de verano e invierno, respectivamente.

Los próximos Juegos Olímpicos de Verano se celebrarán en Londres, Inglaterra, en el año 2012, mientras que los próximos Juegos Olímpicos de Invierno se celebrarán en Vancouver, Canadá, en el año 2010.

Antiguos Juegos Olímpicos

 

Instalaciones deportivas en Olimpia.

Los antiguos Juegos Olímpicos (llamados así por celebrarse en la ciudad de Olimpia) fueron fiestas religiosas, culturales y deportivas celebradas en la antigua Grecia (776 a. C.392 d. C.) en honor a los dioses mayores. En ellos participaban los atletas, que debían ser ciudadanos, sólo hombres, que se entrenaban durante años en los gimnasios.

Existen muchas leyendas acerca del origen de los antiguos Juegos Olímpicos. Una de ellas asocia los primeros Juegos con el concepto de la antigua Grecia de εκεχειρία (ekecheiria) o Tregua Olímpica. La fecha de comienzo de los mismos sirve como referencia al calendario helénico y se considera en el año 776 a. C., aunque las opiniones de académicos la sitúan entre el año 884 a. C. y el 704 a. C.

A partir de entonces, los Juegos tomaron rápidamente una mayor relevancia en la antigua Grecia, alcanzando su cenit en el sexto y quinto siglos a. C. Los Juegos Olímpicos tenían una importancia fundamentalmente religiosa, con concursos alternados con sacrificios y ceremonias en honor a Zeus, (cuya estatua se alzaba majestuosamente en Olimpia) y a Pélope, héroe divino y rey mítico de Olimpia, famoso por su legendaria carrera de carros y en cuyo honor se celebraron. El número de eventos aumentó hasta veinte, y las celebraciones se prolongaron durante varios días. Las primeras competencias se basaban en carreras a pie, y más tarde se fueron introduciendo la lucha; el pentatlón, prueba de varios eventos que incluía lanzamiento de jabalina, lanzamiento de disco, salto de longitud; el pankration; carreras de carros, competencias artísticas como música, poesía y danza.

En Olimpia se llegaron a celebrar 293 Juegos Olímpicos, hasta que el emperador cristiano Teodosio I los abolió el año 393 por considerarlos paganos. Fueron restablecidas en su aspecto deportivo en 1896 por el barón de Coubertin y hasta la actualidad siguen practicándose.

Breve Historia:

En 1829 el gobierno francés, y en 1875, el gobierno alemán, hicieron excavaciones para desenterrar Olimpia. En 1881 quedaron completamente descubiertas las ruinas, y no hay duda de que los hombres de ciencia, al descubrirlas, también hicieron resurgir, a la luz, el espíritu y la gloria de los antiguos Juegos, motivando un fuerte deseo por revivirlos.

Aunque siempre que se habla del renacimiento de los Juegos Olímpicos, el hecho se le atribuye a Francia, y el Barón de Coubertin que es llamado el padre de los Juegos Olímpicos Modernos, la verdad es que el primer intento se hizo en Grecia, gracias al entusiasmo de un griego de apellido Zappas, mucho antes de que se pensara hacerlo en Francia. Fue así que en Grecia se efectuaron los primeros Juegos Olímpicos Modernos el 15 de noviembre de 1859, el 15 de noviembre de 1870, el 18 de mayo de 1875 y el 18 de mayo de 1889.

El intento fracasó debido a que el mundo no estaba todavía listo para el retorno de los Juegos ya que Grecia no era un país lo suficientemente importante para entusiasmar al resto del mundo con la idea. Otro factor importante fue que el patrocinador no tenía muchas ideas de organización, a diferencia del Barón de Coubertin, que buscó a los líderes del atletismo escolar universitario y amateur del mundo, de quienes obtuvo su ayuda.

Encendido de la llama olímpica en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Salt Lake City 2002

Emocionado con el esplendor de la antigua Grecia y la belleza de los Juegos Olímpicos, Evangelios Zappas, que residía en Rumania, primero contribuyó al proyecto y, después del primer fracaso, a su muerte legó su fortuna entera para el renacimiento de los Juegos Olímpicos en Grecia.

Aunque los juegos que formaron parte de este primer intento no alcanzaron el éxito – debemos recordar que el primero se hizo en 1859, treinta y siete años antes de los primeros Juegos Olímpicos Modernos oficialmente -, formaron un lazo de unión entre el pasado y el futuro.

El Barón Pierre de Coubertin escribió, a principios del siglo XX: “Olimpia y las Olimpiadas son símbolos de una civilización entera, superior a países, ciudades, héroes militares o religiones ancestrales”. Siendo cadete de la Academia Militar de St. Cyr, el noble galo renunció a sus estudios de ciencias políticas y se interesó por la sociología y la educación. Viajó por todo el mundo y quedó impresionado por el interés de los anglosajones (ingleses y estadounidenses) en los deportes. Atraído por los trabajos de exploración en Olimpia, y por los vanos esfuerzos por revivir los Juegos Olímpicos hechos en Grecia por Zappas, y con la creencia de que la competencia deportiva podía producir el entendimiento internacional, se dedicó a la tarea de revivir, él mismo, los Juegos Olímpicos, con la participación de todos los países del Mundo. Contó con el ánimo y la colaboración del sacerdote católico Henri Didon , que sería el inspirador del lema olímpico “Citius, Altius, Fortius” (Más rápido, Más Alto, Más fuerte).

Coubertin presentó su proyecto a la Unión Deportiva y Atlética de París, a fines de 1892, después de una cuidadosa labor de relaciones públicas.

Coubertin era un hombre persistente y pronto tuvo oportunidad de solicitar el respaldo de otros países, cuando la Unión Deportiva Francesa organizó un congreso internacional sobre Amateurismo. El congreso se efectuó en 1894 y Coubertin obtuvo un sorprendente y fuerte respaldo de hombres transformistas tan prominentes como el Duque de Esparta, el Príncipe de Gales, el príncipe heredero de Suecia, el rey de Bélgica y el primer ministro de Gran Bretaña. Estuvieron presentes, además, delegados de Grecia, Rusia, Italia y España. Asimismo, se recibieron comunicados oficiales de Alemania y Austria-Hungría, expresando interés en el proyecto.

Los entusiastas delegados decidieron no esperar hasta 1900, el año que se consideraba apropiado para comenzar a computar las Olimpiadas, sino que programaron el evento para el año de 1896, en Atenas, cerca de la sede de las Olimpiadas antiguas. Se acordó que los Juegos se celebrarían cada cuatro años, cambiándose la sede a diferentes ciudades importantes del mundo y que se elegiría un Comité Olímpico Internacional con plena autoridad de regir los Juegos. El sueño de Zappas, y posteriormente de Coubertin, se había hecho realidad. D. Vikelas, un griego que había figurado en la organización de los primeros intentos por revivir los Juegos Olímpicos, fue el primer presidente del Comité Olímpico Internacional.

Comité Olímpico Internacional

El Comité Olímpico Internacional (COI) con sede en Lausana (Suiza), fue creado el 23 de junio de 1894 por el Barón Pierre de Coubertin en París con el fin de revivir los antiguos juegos olímpicos griegos.

El COI coordina las actividades del Movimiento Olímpico. Además está encargado de supervisar y administrar todo lo concerniente a los Juegos Olímpicos. Es dueña de todos los derechos asociados a los símbolos olímpicos, la bandera, himno, lema, juramento y los juegos. Controla los derechos de transmisión de los juegos, la publicidad y demás actividades de acuerdo a la Carta Olímpica. Además es el organismo internacional encargado de organizar y seleccionar las ciudades que serán sedes de los Juegos Olímpicos cada 4 años.

Los JJOO se inician con el encendido de la Llama Olímpica y en ese momento es el inicio de la Olimpiada que terminará con el encendido de la siguiente a los 4 años.

Conclusión

El presente trabajo me llevo a la certeza de que los Juegos Olimpicos, con todo lo que implican, desde la preparación previa, hasta el momento de la competencia y lo que hay después de la misma, a que requieren de un gran esfuerzo y actitud personal y/o colectiva; que se premia dicho esfuerzo cada cuatro años con las medallas de oro, plata y bronce.

Bibliografía

COMENTARIO DESDE FILATINA:

Antes no se permitía a quienes no fuesen amateurs participar en los juegos olímpicos. Al ver que se perdía una buena cantidad de deportistas, los profesionales, y que disminuía en parte el interés en participar de los juegos, se incorporó a todos los deportistas bajo ciertas reglas. Tengamos en cuenta que algunos deportistas tienen apoyo oficial de sus gobiernos, mientras que otros no tienen apoyo alguno y a veces ni dinero para el viaje. Es una manera de que haya desigualdades de oportunidad. Además en algunos países no se presta mayor atención al deporte, por su nivel sociopolítico y estado de desarrollo, aunque es base del desarrollo personal con alta calidad de vida. Sin embargo algunos igual tienen atletas que participan por su esfuerzo personal. Como en el nuestro (Argentina) hay posibilidades de participar para algunos, por ejemplo tenemos CENARD, Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo, pero hay pocas posibilidades de que chicos de las villas, que tienen condiciones deportivas, puedan participar activamente de un desarrollo deportivo a nivel competitivo: no hay apoyo oficial organizado especial, y no es lo de menos para el desarrollo del deporte en forma masiva, que no es lo mismo que deportes como espectáculo de masas.

Autor del comentario: Pablo Luis Caballero

Publicado en memoria de mi amigo Jorge Pablo Domingo Outeda, quien me precedió, quien me mostró con su ejemplo que otra filosofía de vida es posible.

Sábado, enero 12, 2008

El día que todos ganaron en un simple partido de fútbol.

En una cena de camaradería, en el Club CILSA de la ciudad de Santa Fe, que aglutina especialmente a amigos y familiares de niños con capacidades especiales, el padre de uno de estos chicos, pronunció un discurso que nunca será olvidado por las personas que lo escucharon.

Después de felicitar y exaltar a la institución y a todos los que trabajan por y para ella, ese padre, hizo el siguiente razonamiento:

“Cuando no hay agentes externos que interfieran con la naturaleza, el orden natural de las cosas alcanza la perfección.

Pero mi hijo, no puede aprender como otros chicos lo hacen.

No puede entender las cosas como otros chicos.

¿Donde está el orden natural de las cosas en mi hijo?”

La audiencia quedó impactada por la pregunta.

El padre del niño continuó, diciendo:
– “Yo creo que cuando un niño como Facundo, física y mentalmente discapacitado vino al mundo, una oportunidad de ver la verdadera naturaleza humana se presentó, y se manifiesta en la forma en la que las otras personas tratan a ese niño”.

Entonces contó que un día caminaba con su hijo, por la vereda de un pequeño club de barrio, donde tras un alambrado, algunos chicos jugaban al fútbol.

Facundo le preguntó a su padre: “¿Creés que me dejarían jugar?”
Su padre sabía que a la mayoría de los muchachitos nos les gustaría que alguien como Facundo jugara en su equipo, pero también entendió que si le permitían jugar a su hijo, le darían un sentido de pertenencia muy necesario para él y la confianza de ser aceptado por otros a pesar de sus “habilidades especiales”.

Ingresaron al campo por una abertura mediana del alambrado, que en otro tiempo había poseído una pequeño portón de chapa.

En el transcurso del juego, se acercó al sitio donde ellos estaban parados, el chico que tenía la raída cinta de capitán de uno de los equipos que estaban jugando, en su brazo izquierdo y le preguntó (sin esperar mucho) si: “Facundo, ¿podría jugar…?”

El chico miró alrededor, como buscando alguien que lo aconsejara y dijo:
– Estamos perdiendo por dos a uno… Y al partido le quedan unos quince minutos… supongo que puede unirse a nuestro grupo de suplentes y trataremos de que entre un rato antes del final.

Facundo se desplazó con dificultad hasta “el banco de suplentes” y con una amplia sonrisa, se puso una camiseta del equipo, traspirada y abandonada en el suelo por un jugador reemplazado que, fuera de la cancha, se encontraba absorto frotándose un tobillo hinchado.

Mientras Facundo se sentaba entre el grupo de los que esperaban su posibilidad de jugar, su padre lo contemplaba. Los otros chicos notaron algo muy evidente: la felicidad del padre cuando su hijo era aceptado.

Cuando faltaban cinco minutos para terminar el partido, el “equipo de Facundo” logró empatar el encuentro, con un verdadero “cañonazo” increíble, desde la mitad de la cancha, que sorprendió al encandilado arquero, al venir la pelota desde el lado del sol, que caía con la tarde…

Quedaban algunos instantes cuando ocurrió otro hecho notable: una mala entrega de un defensor adversario, permitió al centrodelantero “del equipo de Facundo” hacerse de la pelota en el área y cuando se aprestaba a definir con todas las posibilidades, el defensor, ofuscado por su desafortunada jugada anterior lo “barrió” desde atrás, pitando el árbitro sin titubear: ¡penal!.

¡Penal sobre la hora…!

En medio de los acalorados festejos del equipo, por la incomparable
oportunidad de ganar y “¡sobre la hora!” al tradicional oponente, se vio que el centro delantero, encargado principal de patear los penales, apenas podía ponerse en pie por el fuerte golpe recibido.

Fue allí que el muchachito con la cinta desdibujada de Capitán del equipo, convocó al grupo de jugadores que deliberaba sobre quién patearía esa pena máxima y les indicó a todos, a voz en cuello y señalando a Facundo:

– “¡Tenemos entre los suplentes, al mejor pateador de penales del equipo! ¡Nos queda un cambio!. Y dirigiéndose al árbitro le indicó:

-¡Yo salgo! ¡Él entra a patear el penal!

El referí aceptó la propuesta, mientras autorizaba el relevo de los
jugadores, en medio de la sorpresa del resto del equipo del Capitán, que se dirigía hacia Facundo, sentado aturdido en el borde del campo.

Llegó a su lado, le dio la mano y… de un tirón, lo puso de pie, le dio
un ligero abrazo y cuando se alejaba despreocupado, giró y le gritó: -¡Suerte!…

Facundo, obviamente extasiado sólo por estar en el juego y en el campo, sonreía de oreja a oreja mientras su padre lo animaba desde un poco más lejos, mientras en su cabeza un torbellino de preguntas se sucedían sin control: “con esta oportunidad, ¿le dejaban patear y renunciar a la posibilidad de ganar el partido?”

Sorprendentemente, Facundo ingresó a la cancha. Sus dificultosos pasitos y su desmañada figura, indicaron a todos los jugadores del campo, que un certero disparo por parte de Facundo era imposible.

Así hubiera sido un teórico experto en fútbol, todos se dieron cuenta de que no podría, quizás, hacer llegar la pelota al arco.

Sin embargo, mientras se paraba muy serio delante de la pelota ubicada en el círculo, a doce pasos del arquero oponente, el padre de Facundo tuvo la fuerte sensación de que quizás…, el otro equipo…, estuviera dispuesto a perder…, ¡para permitirle a su hijo tener un gran momento en su vida!

Facundo se movió unos pasos al frente y golpeó la pelota muy suavemente. El arquero del equipo contrario, que notó obviamente la dirección que llevaba el balón, se arrojó hacia ese costado…, ¡pero como para “sacarla” desde el ángulo superior del arco…! … mientras la pelota, ingresaba… apenas rodando bajo su cuerpo… ¡y trasponía la línea del gol!

El árbitro convalidó el tanto y pitó dando por terminado el partido…
Facundo, con sus brazos en alto, rebosando felicidad, giró la cabeza mirando a su padre… mientras (cosa extraña) los jugadores de ambos equipos lo vitoreaban y abrazaban como el héroe que convirtió el gol que dio a su país el campeonato mundial de fútbol…

“Ese día”, dijo el padre, “los chicos de los dos equipos, ayudaron,
dándole a este mundo un trozo de verdadero, cálido y prístino, amor humano”.

Facundo no sobrevivió otro verano.

Murió ese invierno…, sin olvidar nunca haber sido el héroe… y haber
hecho a su padre muy feliz…, haber llegado a casa… y ver a su madre llorando de felicidad y ¡abrazando a su héroe del día…!

PEQUEÑA NOTA PARA ESTE MENSAJE:
Mandamos hasta bromas por correo electrónico, sin pensarlo dos veces. Pero cuando nos llega un mensaje como éste, sobre opciones de la vida, se duda… tal vez considerando si reenviar mensajes así… quizás se piense que los contactos propios no son los “apropiados” para este tipo de mensajes. Quien te lo envía, supone que juntos pueden hacer la diferencia…

Nosotros tenemos miles de oportunidades cada día para ayudar a que se realice “el orden natural de las cosas…” ¿Las aprovechamos…?

Un sabio dijo una vez que: “Toda sociedad será juzgada, por como trata a los menos afortunados…”

Atentamente,
Maria Emilia Carabelli

para todos nuestros contactos

Difusión de Prensa FILATINA.

VIAJAR EN BICICLETA. UN DESARROLLO LOCAL POSIBLE Y UNA PROMOCIÓN AMBIENTAL DESDE FILATINA.

Martes, diciembre 25, 2007

El ciclismo no sólo es un deporte: es turismo, es transporte, es emprendimiento, es negocio, es distracción.

Viajar en bicicleta:

En Buenos Aires, Gran Buenos Aires, y ciertas ciudades debería promocionarse que la gente viajara en bicicleta.

Se lograría disminuir el tremendo problema del transporte, especialmente en las horas pico. Habría menos polución ambiental, se lograría producir menos estrés por transporte, se bajarían las pancitas, se haría ejercicio sin ocupar más tiempo del necesario, se incrementaría la resistencia física promedio del varón argentino, mejoraría el estado de ánimo, aumentaría la capacidad toráxica, se podría dejar de fumar y beber alcohol en exceso con mayor facilidad.

Podría disfrutarse la ciudad de otra manera, se ahorra tiempo, se puede pasear más, inclusive eligiendo el recorrido.

A veces en el mismo tiempo que se demora esperando el colectivo o antes se llega al lugar a donde se iba uno a dirigir, especialmente en viajes cortos y sobre todo en la ciudad.

Se gastaría menos energía eléctrica y combustibles, se bajaría el colesterol, se conocería mejor la ciudad, se incrementarían las ganas de conocer, y de a poco se anima uno a más.

Para ello habría que cumplir ciertos

REQUISITOS PREVIOS.

Conocer y admitir las normas de tránsito.

Respetar los semaforos, los cruces de calles, las bicisendas, los peatones y los vehículos.

Estacionar las bicis donde no molesten. SIEMPRE atarlas con cadenas “cementadas” (son más duras y gruesas) y candados fuertes de acero, que no sean fáciles de cortar.

La seguridad, para que NO ROBEN BICICLETAS, ni mientras están estacionadas y atadas ni “justo cuando uno va en ellas“.

Se podría implementar dejarlas en los guardacoches en forma NO OBLIGATORIA, siempre que no se zafen con los precios como sucede con los automotores, que a veces es imposible estacionar. (OLIGOPOLIO DE LOS ESTACIONAMIENTOS).

Seguridad II “para evitar accidentes“: pedimos que los vehículos no se ensañen con los ciclistas, porque MUCHOS les provocan, les hacen pasadas rasantes, se les cruzan en su camino, les ocupan las sendas para ciclistas.

Por ejemplo: la Av. Rivadavia tiene el carril izquierdo reservado como senda para bicicletas pero es el mismo que se usa para bajar y subir mercaderías, estacionar vehículos, los acompañantes bajan ocupando con las puertas el poco espacio que quedaba libre de la bicisenda, y donde cuando queda un trecho libre los conductores de autos que son más apresurados pasan a los otros hasta en los semáforos, poniendo en peligro al ciclista que a veces con mucho trabajo y riesgo los debe tratar de sortear.

Seguridad III: los ciclistas deben tener sus vehículos en condiciones, cubiertas no muy gastadas, llantas sin abolladuras, rayos bien estirados, frenos que detengan el vehículo en distancia adecuada, bocina (el timbre suele ser inaudible entre el ruido de la ciudad, especialmente en invierno que los autos llevan las vantanillas cerradas), luces (roja atrás y blanca o verde adelante), espejo retrovisor para mirar hacia atrás antes de doblar, casco protector obligatorio que podría o debería ser provisto en los municipios al costo o gratis (es peor gastar en curar ciclistas en hospitales) (ojo: algunos cascos que se venden baratos no sirven: en caso de caerse se rompen o no tienen buena amortiguación), tener un mapa de bicicleterías a las que recurrir en caso de fallas o pinchaduras y poder ir por una senda especial que sea respetada.

Seguridad IV: los ciclistas DEBEN TENER PRIORIDAD, como tienen (o deberían tener?) los transeúntes, a los que debe respetase (y no atropellarse) aun cuando hagan las cosas mal (como cruzar por el medio de la cuadra y no por las esquinas, o no respetar los semáforos).

reserva-ecologica-de-pilar-visita-22-12-07-003.jpg

Después de casi 7 años de arduas tramitaciones mediante asiduas cartas al ferrocarril de varias organizaciones no gubernamentales, se logró un espacio para viajar con la bicicleta en tren: en el ex Roca o ex Ferrocarril del Sur, en los que son eléctricos, apenas un segmento del convoy viajan las bicis: sólo en una parte del segundo vagón más alejado de la estación terminal Constitución, porque no está previsto furgón. El tren que va a La Plata no es eléctrico, si tiene furgón, pero nunca se sabe si estará al principio o al final del convoy de vagones, causando seria dificultad a los ciclistas que no saben dónde esperarlo en las estaciones.

 

 

 

Bicis colgadas en el vagón del ex Ferrocarril Roca.

Las bicis van apiñadas en un segmento de vagón,

o en un pequeño furgón: con poca comodidad cómo podremos promocionar que las bicis viajen en tren ni que se viaje más en bicicleta…

LOS “NEGROS” VIAJAN EN BICICLETA:

Desde que me movilizo en bicicleta he sentido otra clase de discriminación. La de aquellos a quienes parte de la sociedad desde antaño desprecia. Llevar una bicicleta por la plaza cruzándola hacia la estación del ferrocarril ya es motivo de discriminación: es cosa “de negros“, o también “de pobres“. Sigue siéndolo en el andén, mientras uno espera que llegue el tren, y continúa mientras se viaja, en el segundo vagón contando desde el último, donde está el espacio reservado para colgar las bicis, hay discriminación.

En cambio en los diferentes trenes eléctricos que salen desde la Estación Retiro hay furgones para bicicletas. Están al principio y al final de cada convoy. Casi siempre hay lugar para bicis. La gente muchas veces es más educada. No hay tanta discriminación.

Pero no toda la gente siempre es más educada que la que viaja hacia el sur. Lo peor se encuentra en los trenes que llegan a Plaza Once: apretujones, golpes y empujones son cosa de todos los días, y si uno no lo sabe y se para delante de una puerta para bajar, al llegar a la estación terminal lo arrastran a violentos empujones. Una barbaridad que hace tiempo que sucede, aunque no se lleve bicicleta.

Los subtes todavía no tienen un sitio especial para transporte de bicicletas. Es una de sus mayores falencias, además de no poner más vagones en cada formación.

Son paseos interesantes para la clase de ciclistas turistas que no van por rutas, las reservas ecológicas como la de Costanera Sur. Allí se puede andar con seguridad en un entorno de belleza natural y armonía. Hay que bajar en Constitución y por una calle paralela a Brasil llegar por la calle en bicicleta hasta la costa (unas 12 cuadras). Es entrada gratis. Hay varios circuitos para andar que tienen entre 3 y 8 Km. Hay hermosas vistas al Río de la Plata, hay espacio verde con pasto limpio apto para pic nic y también mesitas con asientos, baños, agua y avistaje de hermosas aves y animales. No se puede hacer fuego.

Ciertas zonas de Ezeiza (los bosques) son lindos lugares para andar, suelen ser bastante seguros, excepto en las rutas los autos no van a mucha velocidad.

La Reserva Ecológica de Santa Catalina en Lomas de Zamora tiene espacios hermosos, paradisíacos para ciclistas. Se llega hasta la mismísima puerta de entrada en el tren que va desde Témperley hacia Haedo, estación Santa Catalina. Se recomienda cuidar preservando mucho el bosque de los pájaros: ni hacer ruido al pasar. Disfrútelo. No conviene ir solo.

También es hermoso andar por algunas ciudades como El Tigre, Beccar, San Isidro, Palermo, Olivos, o Adrogué.

En la estación misma de Rafael Calzada (Alte Brown) hay un nuevo circuito de carreras pedestres y otro de ciclismo familiar. Es entrada libre gratuita.

En las proximidades de la estación Remedios de Escalada en Lanús, hay un buen circuito para andar seguro en bicicleta.

Sobre la Av. Frías en Lomas de Zamora está el circuito ciclístco municipal, es pista, es cerrado y apto hasta para profesionales.

En el pueblo Ministro Rivadavia, cerca de la estación Longchamps, está el Centro Deportivo Municipal del municipio Alte Brown, donde pueden hacerse hasta asaditos (hay mesas) es entrada libre y hay lugar.

También se puede viajar hasta Chascomús en el tren ex Roca, sale a las 8.30 cada día y regresa 18:30. Averiguar antes.

Es posible andar en bicileta por en Buenos Aires en DOMINGO: suele estar la ciudad vací ese día todo el año.

De paseo “familiar” por las ciudades aun es recomendable no ir de a uno solo sino en grupo. Por seguridad. Pueden robarle la bici. A cierta velocidad no hay problemas, no se les da tiempo.

Use la bici en forma paulatina hasta cobrar seguridad en el andar, especialmente si luego se va a animar entre el tráfico.

A la hora de elegir bicicleta, verá que no es cosa de pobres. Hay de todos los precios. No conviene comprar primero las más caras. Si va a usarla en lugares con pendiente o a pasar rutas con puentes, convienen las que tienen hasta 18 cambios.

Es dificil consguir bicicletas usadas que son más baratas. Hay que asegurarse que no sean robadas. Recurra a la bicicletería de su barrio, suele ser de confianza. Es necesario que tenga buenos frenos, guardabarros, canastito, portabotella de agua, bocina, luces pero sin dínamo, espejo, ojos de gato, parador.

Las de ruedas gruesas amortiguan más los pozos, por eso no convienen las de ruedas muy finitas.

Hable con amigos y amigas, forme un buen grupo para salir juntos a explorar por otras ciudades.

¡SUERTE EN SU AVENTURA!