La muerte perra de un amigo. Sucede todos los días. Ahora también a un perro.

by

La muerte tan inútil del amigo le llena de congoja, al punto de hacerle temblar el paladar inferior, por la pena. Demasiado humano para nuestros parámetros y poco entendible para la mayoría de las personas, que no lo ven como algo raro en un PERRO, pero no apostarían a que lo mismo hiciera un ser humano que pasase por el lugar.

Otra de perros: ¿Irreverencia presencial o clarividencia emocional?

Hasta los perros se dan cuanta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: