Una de cal…

by

Habría que pasar seguido al distinguido público, la confesión del sicario económico norteamericano de EEUU, que recorría los países para sobornar a presidentes, gobernadores, senadores, ministros, secretarios, intendentes, jueces, diputados… y demás, advirtiéndoles que si no accedían a recibir sumas millonarios en dólares para hacer TODO lo que él iba a indicarles en adelante,.el siguiente sicario sería el ejecutor. Ellos, sus familiares, nunca se sabía por dónde, pero siempre vendría una punición drástica por no haber accedido. Y brinda amablemente muchos ejemplos de ejecuciones de autoridades latinoamericanas que sucumbieron por no haber aceptado su gentil ofrecimiento dinerario… eso está dentro del documental ilustrativo de Zeitgeist y en el blog en wordpress de FILATINA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: