ADICCIONES : Marihuana – ITBA – 2016

by

Marihuana: como un tabaco, pero aún sin marca registrada.

Por el Prof. Dr. Eduardo Kalina.

Master en Adicciones. Prof. Titular del Post- grado en Adicciones de la Universidad del Salvador. En el año 1972 Edwin Corley, ex Vice-Presidente de una importante firma publicitaria neoyorquina, escribió el libro: “Acapulco Gold” 1 una novela en la cual el Presidente de los Estados Unidos decide enviar al Congreso el proyecto de legalización de la marihuana; y una de las fábricas mas importantes de cigarrillos obtiene la primicia por medio de sus contactos políticos, y en secreto prepara la campaña publicitaria que será la más cara, la más escandalosa y comprometida para su producto: ACAPULCO GOLD, la primer marca de cigarrillos de marihuana que sale al mercado”.

Sorprendentemente, aún la mayoría absoluta de los usuarios, la población en general y los profesionales, médicos inclusive, los psiquiátras, desconocen, niegan, que marihuana es un tipo de tabaco, que no contiene nicotina, pero sí los otros componentes dañinos como hidrocarburos policiclícos aromáticos, benzopireno, etc, es decir agentes carcionogenéticos, que duplican a los del tabaco, pues la marihuana se fuma hasta el final del cigarrillo, parte que “ellos”, los usuarios, denominan “pituca”, llegando a agarrarla con una pinza para no quemarse los dedos, aspirando fuertemente y el humo caliente lo deben retener “lo máximo posible en los pulmones”, técnica que favorece la hiperconcentración y la absorción de estos agentes nocivos.

Sin comentarios por ser suficientemente ilustrativa, transcribimos a continuación la “tabla 4: complicaciones médicas del consumo de cannabis”, publicada en este año 2008, en el libro “Consenso de la Sociedad Española de Psiquiatría sobre el consumo de cannabis” 2 .

 “Obstrucción leve crónica de las vías aéreas

 Bronquitis – Faringitis  Sinusitis  Ulceraciones del epitelio y fibrosis puntuales  Metaplásia de células escamosas e hiperplasia de células basales  Infiltrados locales de macrófagos alrededor de los bronquios  Infiltración linfocitaria de los alvéolos  Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)” Pero aún más sorprendente, es que todos se convencen instantáneamente y con una convicción de tipo hipnótica, ante el aditamento de la palabra “natural”.

“La marihuana es natural”, o sea el error de creer que esta condición la libera de toda nocividad.

Al respecto nos preguntamos si ¿es que estamos ante un alimento supernutricio y delicioso para la vida del ser humano, o algo así como un equivalente a la leche materna para el recién nacido? Decimos esto por el valor “mágico – omnipotente” con que se reviste a la palabra “NATURAL”. Nadie la cuestiona. Cuando les preguntamos ¿Por qué no toman agua de mar que es natural?, no saben que contestar.

El tabaco común es también “NATURAL”, es una planta, sin embargo ya es cuestionada por el imaginario popular, debido a los años de lucha para romper la “negación maníaca colectiva que existía sobre el tabaco”. Indudablemente que la marihuana carece de los efectos “vasculodestructivos e hipertensores” que sí son inherentes a las acciones de nicotina, pero es neurotóxica “pudiendo causar alucinaciones auditivas y visuales y con menor frecuencia delirios de persecución a veces acompañados de alucinaciones complejas”. Además pueden producir “psicosis cannabicas” o favorecer el desencadenamiento de cuadros psiquiátricos premórbidos a una psicosis independiente de la cannabica como podría ser una esquizofrenia.3

Al igual que el tabaco común, “el consumo crónico de marihuana puede ser el origen de diferentes formas de impotencia e infertilidad, habiéndose descrito un descenso significativo en el número y movilidad de los espermatozoides”.3 Al respecto y como suele ocurrir con estas “substancias psico-neurobio-socio-tóxicas”, en las primeras etapas del consumo de marihuana, el usuario siente que se facilita su actividad sexual por la desinhibición, sociabilidad y extroversión que le provoca fumarla o sea un efecto tipo alcohol, “pero su consumo crónico produce una importante sedación que interfiere con la actividad sexual”. 3

Respecto a las funciones cognitivas, el tabaco es publicitado como un estimulante cognitivo, porque su tiempo de acción estimulante es breve y el fumador comienza a padecer síntomas de abstinencia que lo inquietan, razón por la cual vuelve a fumar, y a sentirse aliviado; en consecuencia se lo vivencia como un estimulante cognitivo, condición que está en estudio respecto a la potencial utilización de dosis pequeñas de nicotina en patologías como el mal de Alzheimer. Marihuana en cambio “al inhibir la liberación de acetilcolina disminuye el aprendizaje y la memoria”. 3

Aunque existen evidencias de que el consumo de tabaco, alcohol, cocaína, e inclusive heroína, es superior entre los consumidores de marihuana que entre los que no los usan, no están aun bien estudiadas las interrelaciones e interacciones entre tabaco y marihuana siendo tan común la tendencia a mezclarlas 4 y a fumar compulsivamente tabaco cuando les falta marihuana, aunque se explica esta conducta por presentar ambas acciones dopaminérgicas, y utilizar en consecuencia las vías reforzadoras mesolímbicas. El objetivo central de esta breve comunicación es abordar esta NEGACION COLECTIVA de lo que significa “esta marca de tabaco aún sin registrar”, ya que acontecen fenómenos sociopolíticos tan asombrosos, como que en nuestro país se legisló con éxito limitaciones severas a la difusión del tabaquismo por ser “psiconeuro-bio-socio-tóxico”, y por otra parte se pretende legislar despenalizando el uso de ésta y otras “substancias”, “para uso personal”.

¿Es que no se han dado cuenta que marihuana es un tabaco aún sin marca registrada? Nuestro objetivo es ayudar a romper la negación o el “Síndrome de negación” como propuso Murad 5 que se ha instalado sobre esta ingenua disociación patológica: “tabaco-malo”, “marihuana-buena”. Vale agregar que la “ingenuidad” suele ser un síntoma maníaco. Nuestro objetivo es ayudar a romper la negación o el “Síndrome de negación” como propuso Murad 5 que se ha instalado sobre esta ingenua disociación patológica: “tabaco-malo”, “marihuana-buena”.

Vale agregar que la “ingenuidad” suele ser un síntoma maníaco. Nuestra principal arma para enfrentar esos “errores”, vale la ironía, son educar, investigar y planificar a corto y largo plazo: 20, 30 hasta 50 años, planes de prevención primaria, mientras tratamos de rehabilitar a los que ya han caído en una ESCLAVITUD ALTAMENTE DISCAPACITANTE, como es la adicción. Resaltamos, prevención primaria significa límites, dificultar lo más posible el acceso a “estas” substancias y EDUCAR, EDUCAR y EDUCAR. Algo más sobre este tipo de “tabaco fumable de marca aún no registrada”. Considerando la presión que se viene ejerciendo sobre la población acerca de la inocuidad de fumar marihuana, “una droga natural”, condición que justifica su “despenalización” según el criterio de políticos, juristas, abogados, psicólogos, etc.; nos parece de interés agregar que en ocasión del 63º Congreso Anual de la Sociedad de Psiquiatría Biológica de los Estados Unidos llevado a cabo en Washington, en abril del 2008, se presentaron trabajos acerca de los resultados obtenidos en investigaciones recientes que nos parecen de interés para todos aquellos que requieren de informaciones de bases científicas para formar su posición ante el debate ya planteado. A continuación vamos a resumir dos trabajos de investigación por considerarlos especialmente ilustrativos:

 “Usar cannabis antes de los 15 años se asocia con el empobrecimiento de la atención y de la función “ejecutiva” (“Cannabis use before age 15 years is associated with poorer attention and executive function”)”. Este trabajo fue presentado por un equipo encabezado por María Alice Fontes Pinto Novaes, y otros de las Universidades Federal de San Pablo, Brasil y The John Hopkins Bayview, Baltimore, USA. Las conclusiones son las siguientes: “Los usadores en edades tempranas menores de 15 años de edad – exhiben resultados pobres en evaluaciones cognitivas en comparación con grupos de control, en la atención y funciones ejecutivas, mientras los que empiezan después de los 18 años no difieren mayormente de los controles. Analizando los resultados estos investigadores plantean que: fumar marihuana en los primeros años de la vida puede traer efectos deletéreos en las funciones neurocognitivas producto de efectos neurotóxicos.  “Correlatos neurales de daños en la memoria e inducción de síntomas psicóticos por marihuana”, (“Neural correlates of memory impaiment and induction of psychotic symptoms by marihuana”). Ese trabajo fue presentado por un grupo de investigadores de Inglaterra y Australia, encabezados por Sagnik Bhattacharyya y otros.

Cannabis puede producir estos daños en forma aguda o luego de un largo periodo de uso o sea crónica. “Lo que aún no esta claro es cómo actúa en el cerebro”, dicen estos investigadores, para lo cual estudiaron uno de los “ingredientes psicoactivos, el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC)” y a través de 15 hombres sanos con mínima exposición al cannabis, a los que le suministraron 10 mg de THC o placebo, una hora antes de hacerles una resonancia magnética nuclear cerebral, en comparación a otro grupo de control siguiendo la metodología del doble ciego, y realizaron pruebas con los sujetos, examinando los efectos de la droga, de la tarea, y de la interacción entre droga y tarea.

 Conclusiones: “Los trastornos en la memoria estuvieron mediatizados por la acción del THC sobre la corteza temporal medial, mientras que los síntomas psicóticos fueron inducidos por la acción sobre el cingulado anterior y el striatum ventral”. La síntesis de estos trabajos fueron publicadas en el Vol. 63 Nº 75, del 1º de Abril de 2008, de la Revista Biological Psychiatry, órgano oficial de la “Society for Biological Psychiatry”, de los Estados Unidos. Estos son datos con base científica, no los que proveen las revistas pro marihuana que generalmente son obtenidas por internet de fuentes nada confiables. Bibliografía 1. Corley. E, “Acapulco Gold”. Editorial Alfa Argentina. Bs. As 1975. 2. “Consenso de la Sociedad Española de Psiquiatría sobre el consumo de cannabis”. Pag.89 del libro coordinado por: Miguel Casas Brughé, Eugeni Bruguera, Carlos Roncero y Luis San – Editorial Glosa, S.L. Barcelona. España. 2008. 3. Rubio. G, López Muñoz. F, Alamo. C. Santo Domingo. J: “Trastornos psiquiátricos y abuso de substancias”. Ed. Médica Panamericana. Madrid. España. 2002.

Para el lector interesado puede recurrir al resumen que hicimos de este libro y lo publicamos en esta Revista Argentina de Psiquiatría Biológica. Vol. 15. Nº 111. Bs. As. 2008. 4. Patton. G.C, Coffey. C, Carlin. J. B, et. al: “Reverse gate ways: frecuent cannabis use as predictor of tobacco initiation and nicotine dependence”. Addiction. 2005. 100:1518-1525. USA. 5. Murad. J.E: “Maconha: a toxixidade silenciosa”. Belo Horizonte. Brasil. 1996. 6. Kalina. E: “Las drogas y el futuro de la humanidad”. Trabajo presentado en el Simposio del mismo titulo llevado a cabo durante el 6º Congreso del Colegio Latinoamericano de Neuropsicofarmacología. Bs. As. 25 al 28 de Septiembre de 2008. (Inédito). Algunas consideraciones acerca de la despenalización de marihuana para uso personal. Por el Prof. Dr. Eduardo Kalina. Nos parece importante definir nuestra posición “anti-criminalizante” del consumo de “substancias psico-neuro-bio-genético-socio-tóxicas”.

Si estamos definitivamente a favor de la ilegalización de todas estas “substancias”, y de la urgencia de adecuar las sanciones a quienes transgredan la ley; diferenciando los consumidores de los adictos, y a ambos de todos que se involucran en el “narco-comercio, por ser una actividad genocida. En este sentido seguimos la clasificación que hace más de tres décadas propuso Kenneth Kenisberg de la Universidad de Harvard entre: los probadores de drogas (“tasters”), los buscadores (“seekers”) y los que se involucran en el comercio (“heads”).

Si la ley instrumentada en nuestro país, la 23.737, no resultó efectiva, debe ser revisada y mejorada, pero “despenalizar” en un contexto nacional donde reina la anomia, y las drogas de hecho están despenalizadas, con consecuencias gravísimas para todos los que habitamos esta nación, es un error que va a resultar costosísimo, tanto en salud publica como en seguridad, no solo para los ciudadanos actuales, sino también para las futuras generaciones.

Pero algo más, la principal consecuencia es el daño moral, ya que las leyes que favorece el culto de las drogas, son opuestas, tanto a los “diez mandamientos” que enseña la “Biblia”, como a las normas que establece la “Constitución Nacional”, especialmente el tan mencionado “Capítulo 19” que defiende los derechos personales y como reza en el dictamen de la “Corte Suprema de Justicia de la Nación”, pág.2 “Sobre esta base la defensa afirma que la incriminación de la mera tenencia crea una presunción genérica y absoluta de peligro abstracto que dejaría insatisfechos los requisitos del artículo 19 de la Constitución Nacional que exige el daño o peligro concreto a derechos de terceros, al orden o a la moral pública”.

De acuerdo al “fallo” ¿Cuál marihuana se despenaliza? Según consta en la pág. 649, del libro publicado por Stephen B. Karch “Pathology of Drug Abuse”, 4th Edition. Año 2009, editado por CRC Press, USA, marihuana: “La vida media promedio de eliminación es de un día, y ya ha sido reportado que en los usadores frecuentes suele hacerse entre 3 y 13 días”, “… tiene 489 componentes” (la mayor parte aun no han sido estudiados). “El contenido del principio activo THC en las hojas es del 1 al 10%, y el hashish – resina – tomada de las partes inferiores de la planta 15% y los productos de mezclas han conseguido un tenor de THC del 20%”. “Según el fallo ¿cuál es el tenor de THC coexistente con un estado mental que no signifique riesgos para si mismos y terceros? Pág. 653. “Marihuana se fuma en dosis de 5 a 20 mg, y produce una variedad de efectos farmacológicos que incluyen: sedación, euforia, alucinaciones, y distorsiones temporales”.

El fallo establece ¿cuántas horas debe permanecer encerrado en su casa quien fume?, pues si sale sus actitudes, especialmente si dirige automóviles, motocicletas o bicicletas o inclusive cruzando calles suponen un riesgo para sí mismos y los demás”. Pág. 657: “Estar expuesto pasivamente a marihuana fumada también produce metabolitos detectables en la orina del fumador pasivo, etc.”

En síntesis, estamos ante un “fallo judicial” que encontramos preocupante pues en lugar de facilitar la lucha contra las drogas, minimiza o banaliza su significado, abriendo las puertas al “narcomenudeo”, facilitando así su difusión y consumo, especialmente entre quienes más nos preocupan, o sea los niños y adolescentes, que ven facilitado la experiencia irreparable de empezar a fumar, ya que como lo venimos postulando: “Marihuana es una marca de tabaco aun no registrada”. Por otra parte e íntimamente interrelacionándolas, deberíamos tener en cuenta que: “Fumar es la principal causa de muerte prevenible en los Estados Unidos”… “El uso de tabaco entre los adolescentes es un área de considerable preocupación para la salud pública”. “Tabaco es generalmente la primer droga experimentada por individuos que usan drogas ilícitas”. Estos conceptos están expuestos en el Capitulo Nº 101 “Adolescentes fuman cigarrillos”, del libro: “Addiction Medicine”, 4ta Edición, de Reis, Fiellin, Miller y Saity. Editorial Lippincott, Williams y Wilkins, USA, 2009.

Por su parte Di Franza, de la University of Massachussetts Medical School of Worcester, USA, postula en un artículo publicado en el “Scientific American”, de mayo de 2008. Pág. 60. USA: “Mis investigaciones aportan el sustento científico para una nueva hipótesis que muestra que tan pronto como la exposición a nicotina que produce fumar un cigarrillo puede cambiar el cerebro, modificando sus neuronas en el sentido de estimular el anhelo (“craving”) de fumar”, “o sea que un solo cigarrillo puede alterar el cerebro lo suficiente como para desencadenar el comienzo de la adicción”.

En síntesis esta nueva ley “banaliza” el fumar, desconsiderando los conocimientos científicos, razón por la cual nuestra opinión es que en el panorama actual argentino, favorecerá el “narcomenudeo” y el aumento de consumo de tabaco, entre cuyas marcas se encuentra una “aun no registrada – marihuana” – , favoreciendo además el ya peligroso consumo compulsivo de alcohol, pues está científicamente demostrado que por lo menos uno de los canabinoides – dronabinol – inhibe la nausea y el vomito y favorece así el beber compulsivo. ¿Estas prácticas no significan riesgos para sí mismos y para terceros? ¿Es necesario legitimarlas constitucionalmente?

No estamos de acuerdo Motivos de ingreso a guardias hospitalarias relacionados con consumo de sustancias: • 30,7%, por situaciones de violencia. • 26,7% por accidentes en general (de tránsito, de trabajo o comunes). • 14,7% por ingresos por sobredosis. • 10,7%, por motivos médicos generales. Ingreso a guardias hospitalarias y consumo • Entre quienes ingresaron por consumo y situaciones de violencia, la gran mayoría son varones. • 39,1% de los pacientes que ingresaron tenían entre 21 y 25 años, y el 21,7% tiene entre 26 y 30 años. • Casi el 50% de las consultas por situaciones de violencia, habían consumido una sola sustancia y entraron a la sala en estado consciente. Ingreso a guardias hospitalarias y consumo • La presencia de alcohol: superior al 86% •

Tabaco: segunda sustancia más consumida. • Marihuana: presencia del 22,7% • Ansiolíticos, sedantes y tranquilizantes: 21,3% • Pasta base/paco: 16,0%. • Cocaína: 13,3%

Fuente: Estudio del uso indebido de drogas y la consulta de emergencia .Quinto Estudio Nacional – Población encuestada: Ciudad de Buenos Aires – SECRETARÍA DE PROGRAMACIÓN PARA LA PREVENCIÓN DE LA DROGADICCIÓN Y LUCHA CONTRA EL NARCOTRÁFICO

Gráficos y publicación completa del ITBA: http://itbaextension.com.ar/alpha/wp-content/uploads/2016/06/Mataerial-informativo_adicciones-1.pdf

Una respuesta to “ADICCIONES : Marihuana – ITBA – 2016”

  1. FILATINA Says:

    Reblogueó esto en AMBIENTE EN ARMONÍAy comentado:

    ¿Es la ignorancia plena o el conocimiento parcial pero que igual no le importa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: