Robo del servicio social de telefonía pública de 24 horas por las empresas telefónicas, en Argentina.

by

Las telefónicas robaron el servicio esencial de telefonía pública de 24 horas, un servicio público para la libre comunicación económica y segura. Marcan así una posible tendencia hacia un monopolio u oligopolio comunicacional del celular, una comunicación controlada y más cara. Retiraron el servicio y rompieron el material concesionado que era del estado nacional: gran cantidad de los teléfonos públicos.

Mientras, me peleo con la Telefónica de Argentina SA, y con Telecom SA, por haber retirado en forma inconsulta e ilegal, gran cantidad de los teléfonos públicos de todas las ciudades del Conurbano Bonaerense, y la Capital Federal, hago un pequeño relevamiento de cabinas telefónicas de 24 horas que había y que hay, situadas en plazas, hospitales, calles, avenidas, clubes, centros culturales, sociedades de fomento, esquinas y en cualquier otra parte.

Se robaron un servicio público y social esencial de comunicaciones, con derecho adquirido, que tienen obligación contractual de mantener las telefónicas concesionarias que incumplen, que no puede ser suplantado siempre por el teléfono celular.

¿Me podrías decir qué pasa en tu ciudad y en algunas otras que por tus actividades puedas visitar? Podrías preguntar en varios sitios a los del lugar.

Los TE públicos de 24 horas no son sustituibles por los locutorios que suelen tener horario restringido, y las llamadas cuestan más caras, y si uno no dispone de celular (por batería descargada, falta de crédito, por habérselo olvidado, dejado en la oficina, en el auto, haberlo perdido, habértelo robado, por no funcionar o falta de señal) no hay forma de comunicarse después de las 21 cuando hasta los kioscos con TE semipúblico ya cerraron y la noche hace más improbable encontrar ayuda por cualquier accidente, robo o necesidad de comunicarse con la familia, abogado, abuelos, padres, hermanos, esposa, hijos, nietos o amigos. Porque los pocos TE Públicos que quedan son para emergencias, y porque al quedar pocos, son difíciles de encontrar. Para avisar de robos o accidentes, para denunciar incendios o secuestros, o cualquier llamada normal.

Hay que fijarse en los teléfonos públicos que antes había, distribuidos estratégicamente, para acceso fácil y comodidad, cuáles sacaron, y en los que quedan, y por favor mándenme la dirección de cada uno, tipo relevamiento. Espero no importunar demasiado con este pedido, es para el bien común. A lo mejor puede ayudarles algún amigo/a, inclusive que tengan en otras ciudades donde es posible que esté ocurriendo el mismo problema.

Aquí los pocos teléfonos públicos de 24 horas que dejaron, tienen en la ventanita indicativa de las numeraciones marcadas al levantar el tubo, un cartelito que aparece y dice “sólo para llamadas de emergencia”, por lo que están inutilizados por la compañía para llamadas normales de cualquier otro tipo. Hay que verificar esto, porque los inutiliza para llamadas normales.

Tengo una carta que puede ser utilizada como modelo para escribir a los intendentes para interiorizarlos y pedirle que se ocupen de solicitar a las telefónicas o al ente regulador de las comunicaciones ahora llamado ENACOM.

Este trámite lo inicié el 17/10/2013, tardaron 2 años de cajoneos para darme la razón en la entonces CNC, pero ahora están poniendo multas a las telefónicas por estos incumplimientos.

Agradeceré cualquier novedad o comentario al respecto.

Mail para los envíos de información y comentarios:

pabloluiscaballero@yahoo.com.ar

Muchas gracias.

**********************************************

A la máxima autoridad municipal.       Buenos Aires, 2 de abril 2016.

Presento gravísima inquietud en el área comunicaciones. Incumplimiento de las empresas.

S/D:    Ref. Robo del servicio social de telefonía pública de 24 horas.

Destrucción de parte del material concesionado.

Las empresas telefónicas retiraron intempestivamente, enorme cantidad de teléfonos públicos instalados en todas las ciudades de su área de concesión, tal vez para obligar a la gente común a hablar por celulares (que no todos tienen) cuyas comunicaciones cuestan como diez veces más.

Mi protesta del 17-10-2013 a la CNC, luego a AFTIC y ahora a ENACOM, muy lentamente prosperaron, hasta que luego de dos años me dieron la razón, imponiendo multas (que no sé si pagan) a una de las empresas. Por su falta de buen servicio de telefonía pública en Adrogué.

Las solicitudes anteriores de gestión al respecto en el municipio de Alte. Brown, no prosperaron, ni obtuvo respuesta hasta la fecha mi carta de 2013 solicitando su intervención.

Solicito ahora su urgente intervención y la comunicación del presente hecho ilícito a todas las defensorías del país, efectos que tengan en cuenta que el caso puede replicarse en otras ciudades. Porque el Ente Regulador, hasta la fecha, insiste en referirse solamente a los teléfonos públicos de Adrogué, donde vivo, que me sirvieron inicialmente para dar algunos ejemplos de no funcionamiento del servicio, y pese a mis reclamos, no se refieren todavía a toda el área de concesión de las empresas involucradas como desde el primer día pedí, que implica a todo el conurbano bonaerense y de La Plata y seguramente otras ciudades de la provincia de Buenos Aires, y ciudades y pueblos de otras provincias del país.

El expediente que inicié en 2013 es el TRICAUMESA 621/13 y su derivado EXPCNC 3491/2015, tiene ya como 500 hojas, donde el ente regulador explica la obligación de las empresas de mantener el servicio social de telefonía pública de 24 horas que no se sustituye con locutorios y semipúblicos de horario restringido y costo de intermediación, y ubicación menos estratégica. Las empresas han mentido, presentando falsa información de uso de teléfonos públicos: está ahí oficialmente demostrado.

Lo pongo en plena disposición para ahorrar el largo tiempo de inconducentes gestiones  que yo ya pasé.

Solicito su intervención urgente, para que se incorporen los miles de teléfonos públicos más al servicio que fueron retirados de manera inconsulta y pertinaz, dejando a la ciudadanía sin un servicio público esencial de comunicaciones económicas, con derecho adquirido. Obligan a hablar por celular que es más caro y no siempre está disponible (por batería descargada, falta de crédito, por habérselo olvidado, dejado en la oficina, en el auto, haberlo perdido, habértelo robado, por no funcionar o falta de señal) y no hay forma de comunicarse después de las 21 cuando los locutorios o hasta los kioscos con TE semipúblico ya cerraron y la noche hace más improbable encontrar ayuda

Para colmo las empresas de telefonía (Telefónica de Argentina SA y Telecom SA) han descuidado el mantenimiento de la concesión, destruyendo equipos concesionados, propiedad del estado, y los pocos aparatos que quedaron, luego de retirar una enorme cantidad de los equipos que estaban en lugares estratégicos de las ciudades, muchos en buen funcionamiento, otros sin mantenimiento, y muchos de los que quedaron no funcionan, y los pocos que funcionan, suelen decir en la ventanita del aparato: “sólo apto para llamadas de emergencia”, con lo cual están inutilizados (adrede) para la comunicación telefónica pública.

Cordialmente,

Pablo Luis Caballero

Prov. de Buenos Aires.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: