La visita de Obama a Argentina.

by

Algunos festejan el viaje de Obama a la Argentina, y no deben saber qué festejan.

Por Pablo Luis Caballero.

Si otros lo hacen sabiendo, ya es como cómplices de los delitos de lesa humanidad.

El “honorable” visitante, no deja de ser el presidente de un país que apoyó primero desde bambalinas y luego abiertamente a Inglaterra durante el episodio bélico inglés desde la recuperación de nuestras islas Malvinas en forma incruenta (por un gobierno ilegítimo pero al mando en nuestro país). Y que apoyó abiertamente, desde su instrucción inicial de nuestros militares en su escuela de guerra de las Américas, reconociendo la “autoridad de los que tomaban el poder durante la dictadura”, quienes perpetraron cuando no permitieron el asesinato genocida en masa de miles de personas SIN JUICIO previo, ni orden institucional, ni cualquier clase de autoridad moral frente a los secuestros oficiales, torturas reiteradas sistemáticas, fusilamientos sin juicio, asesinatos pretendiendo enfrentamientos inexistentes, violaciones sistemáticas de mujeres indefensas, prisioneras, asesinato tras torturas, apropiaciones sistemáticas de bebés de las prisioneras, desaparición de personas, ocultamiento de identidad de los bebés, persistencia en no entregar listados de desaparecidos y apropiados, falta de reconocimiento de las faltas gravísimas incurridas, falta de arrepentimiento, persistencia en amenazas, amedrentamientos, desapariciones en tiempos de ejercicio pleno de la democracia, y otras barbaridades tildadas de lesa humanidad.

Lamento que aún haya gente que festeje esto.

El presidente Obama, así como debería pedir disculpas por los genocidios y guerras violentas perpetradas en países distantes para apropiarse de sus recursos naturales, y en el nuestro también, debería disculparse por haber su país ofrecido el ALCA, los TLC que bien sabe que son de conveniencia para los empresarios de los grandes consorcios internacionales que representa, no para beneficio de la gente de nuestros países, y por su apoyo a Inglaterra de su apropiación desde 1833 de nuestras islas Malvinas, y de otras del Atlántico Sur.
Su silencio en estos temas es complicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: