Cierre tras reapertura ilegítima de prostíbulo abierto irregular en la CABA.

by
Cuando la justicia federal clausuró el prostíbulo Maxja, ubicado en Peralta Ramos y Vértiz, detuvo a un matrimonio y a su hijo acusados del delito de trata de personas y libraron una orden de captura para un cuarto integrante de la red que no pudo ser hallado.
A través de un comunicado, la Fundación La Alameda informó que se trata de un policía que vivía en el prostíbulo y cuya función era trasladar a las mujeres que eran explotadas en el lugar.
Por orden de la Justicia no se pudo saber dónde ni cómo fue detenido el policía bonaerense. Tampoco se reveló su identidad. Lo único que se sabe es que integraba, junto a las tres personas que fueron detenidas la semana pasada, una red que se dedicaba a explotar sexualmente a varias mujeres.
Según se pudo establecer, el policía se hacía pasar por remisero y era quien llevaba a las mujeres explotadas a los “encuentros” con los clientes. Si bien nadie quiso confirmarlo, el oficial se encontraría en actividad y hasta la clausura, vivía en el prostíbulo.
La denuncia inicial a Maxja por trata de personas fue radicada por la Fundación Alameda en octubre del 2012 y mostró públicamente cómo era el funcionamiento del prostíbulo ubicado en Jacinto Peralta Ramos 1374. Habilitado por la Municipalidad bajo la fachada de “café-expendio de bebidas”,  se dedicaba a la explotación sexual, principalmente de mujeres dominicanas.
En abril del 2013, la Comuna clausuró el local, sin dar intervención a la Justicia Federal, y las actas fueron enviadas a la Justicia de Faltas.
Desde La Alameda aseguran que  “de las irregularidades cometidas por las autoridades encargadas de combatir la trata de personas se sirvieron los proxenetas para solicitar una medida cautelar, argumentando que la justicia nunca comprobó la explotación sexual, y por ende la clausura por la ordenanza n° 19.789 de trata de personas no podía tener efecto. Y de hecho así fue, que el juez en lo Contencioso y Administrativo, Simón Isacch revocó la clausura y Maxja reabrió las puertas del negocio ilícito para hacerlo entonces con amparo legal”.
Un año después, en 2013, La Alameda presentó  una ampliación de la denuncia en la que aportó  datos nuevos y realizó, en simultáneo un escrache a Inspección General para denunciar estas irregularidades.
El prostíbulo Maxja fue allanado el viernes pasado por orden del juez federal Santiago Inchausti, a cargo del Juzgado federal Nº 3. Durante el operativo,  fueron rescatadas dos mujeres que eran obligadas a prostituirse. Además fueron detenidos el matrimonio y  su hijo, quien figura como el titular del negocio.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: