Cuando el gobierno de un país viola los derechos fundamentales de un pueblo, la insurrección y la desobediencia es para el pueblo y para cada porción de ese pueblo el más sagrado de sus derechos, y el más indispensable de sus deberes (Declaración Universal de los Derechos del Hombre y del Ciudadano 1783).

by

Escrito por Félix Román Negrín Rodríguez para Periodismo Alternativo La actual Ley Universal dictada por el capital internacional aprobada a espaldas del pueblo, no sólo no nos representa sino que no la conocemos. Los derechos humanos son cada día más violados por los gobiernos de turno tienen como consecuencia actos de rebeldía, protestas, y enfado generalizado por parte de la población. Manifestaciones, huelgas, actos de desobediencia son el cultivo y la escusa perfecta, para el amordazamiento de la población, y poder así pasar a la acción del sometimiento y la esclavitud. Con el mensaje subliminal de que tienen que protegernos de los terroristas, no escatiman en aplicar las más duras leyes para el sometimiento y la obediencia indebida. La rebelión, la protesta, y las campañas de desobediencia civil están tomando cada vez más posiciones de vanguardia, lo vemos a diario en lugares como la ciudad de Fergusson (Estados Unidos), donde los atropellos y el maltrato a los ciudadanos, es de sobra conocido. Ir a una protesta pacífica ya sea en la calle, o en un centro comercial, siempre hay una fuerte presencia policial respaldada a menudo por militares uniformados, y policías encubiertos, o soplones. Declaran que las manifestaciones no violentas, son reuniones ilegales, luego la reprimen violentamente con el menor pretexto, vehículos antidisturbios disparan gases lacrimógenos. A veces la policía antidisturbios tipo militar se forman de manera amenazante, se abalanzan sobre la multitud, esgrimen y utilizan gas pimienta, sacos rellenos de bolas como balas. La policía singulariza a aquellos que alzan la voz de indignación y rebelión, luego llevan a rastra a los manifestantes. Después afirman con la cara dura de siempre, que es una democracia que respeta el derecho del pueblo a reunirse, hablar y protestar. Después de la parafernalia de todo este show, a continuación hace acto de presencia los medios de intoxicación donde los revolucionarios, el pueblo, y toda la clase trabajadora, son blancos de ataques, calumnias, y difamación en esos medios informativos intoxicados. Si todo esto se llevaran a cabo en países como Rusia, China, Venezuela, o Irán, los mismos medios de intoxicación dominantes que apoyan la represión a los manifestantes , denunciarían a esos países como “dictaduras y tiranías”. La rebelión y la protesta es un derecho que todo pueblo está en su función reconocida en la Carta Magna de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, nada ni nadie esta en la obligación de suprimir o reprimir ese derecho. ¿Será la ciudad de Fergusson la piedra angular del comienzo de una revolución o un cambio en el país más poderoso del mundo? Lo veremos, y espero que sea pronto sin duda, será la antesala para el inicio de un nuevo ciclo en la humanidad. Los pueblos están en su legítimo derecho de rebelarse, cuando hablan de gobierno “del pueblo, por el pueblo y para el pueblo” quieren decir reforzar y reprimir con violencia. “La Historia es Nuestra, y la Hacen los Pueblos”, Salvador Allende.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: