CASO NISMAN: INVESTIGAR O DEJAR PASAR?

by

ES NECESARIO INVESTIGAR. Así como es imprescindible establecer todas las relaciones del poder con Báez y Cía, Eláscar, los depósitos, la desocupación de habitaciones en hoteles llenos del sur, el lavado de dinero ilícito del gobierno, el crecimiento patrimonial abismal del matrimonio presidencial justificado para la foto sólo por Oyarbide, el dinero apartado de los Shocklender del destinado a Construcciones Sociales y retornos, el dinero de las regalías petroleras de Santa Cruz y sus intereses, el enriquecimiento ilícito abismal de funcionarios en el gobierno, el motivo de mantener a Menem en el Congreso, el origen y destino del dinero de las valijas viajeras que pasaban impunemente por Ezeiza, , el enriquecimiento ilícito de tantos adláteres del gobierno, etc. Lo que no entiendo como periodista de investigación del factor Rafecas es porqué NO INVESTIGAR, si hay escuchas inescusablemente inescuchadas. Y porquè hay gente que se niega a saber, o esconde lo que podría llegar a descubrirse. Qué se pierde con investigar? Tiempo? Dinero? No cree que hay cosas más importantes como la justicia, el conocimiento, la verdad y la ética ciudadana, la seguridad de saber uno quiénes nos gobiernan y la necesidad de transparencia en la esfera internacional en que todo esto se desenvuelve?

Anuncios

Una respuesta to “CASO NISMAN: INVESTIGAR O DEJAR PASAR?”

  1. FILATINA Says:

    El caso Nisman.
    Hipótesis de conveniencia.
    Si el Sr. Fiscal se hubiera suicidado, además del papelón por la inseguridad reinante para este gobierno, y para as fuerzas encargadas de custodiarlo, que fallaron en todo, la conveniencia queda del lado del gobierno al que Nisman acusó de contubernio con los terroristas que atacaron la AMIA y la Embajada de Israel.
    El argumento aparente sería que se suicidó arrepentido por NO TENER motivos valederos para acusar a la Presidenta de los argentinos, que es lo que argumenta Aníbal Fernández, autoerigido en Juez y Parte.
    Si todos nuestros políticos fuesen así de hábiles, que saben de antemano lo sucedido (suicidio) sin haber investigado la muerte del fiscal, ¿para qué querríamos tener jueces, fiscales, investigadores y testigos?
    Si en cambio hubiera sido asesinado, que es lo más probable, el gobierno quedaría mal, porque podría suponerse que fue muerto con el afán de ocultar o impedir la prosecución de la investigación, o querer amedrentar a quienes pretendan continuarla.
    En este caso sospechamos que fue asesinado, pero con la intención (como desde un principio se dijo) que pareciera suicidio. Varios motivos hay para alimentar esta sospecha.
    La lógica hace suponer que la muerte fue realizada por personas de alto conocimiento de las técnicas del asesinato profesional, interesado en que pareciera un suicidio, con lazos estrechos entre la dirigencia política y las cúpulas de las fuerzas del orden. Les falló al parecer, más de un detalle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: