“La tercera guerra mundial ha entrado en su fase decisiva”. Todo para el 1%: Los ricos se hacen cada vez más ricos y los pobres siguen igual.

by
Publicada última actualización: 4 nov 2014. © RT/ Reuters / RIA NOVOSTI
La tercera guerra mundial, iniciada por la primavera árabe, ha iniciado su fase decisiva, con Irak y Ucrania desgarrados y Siria a punto de correr la misma suerte, según un historiador y especialista en relaciones internacionales ruso.

La tercera guerra mundial ya está ocurriendo y se trata de un “conflicto global por los recursos que está cambiando las fronteras en Oriente Próximo y Medio“, según el experto ruso Sarkis Tsaturyan, especialista en la técnica del golpe de estado no violenta y en política exterior de EE.UU., en un artículo publicado por la agencia de noticias Regnum.

“La tercera guerra mundial es una serie de guerras híbridas, el enfrentamiento de variables económicas, políticas y culturales interdependientes, cuyas acciones están determinadas por un contexto condicionado por los acontecimientos que se producen en distintas partes del mundo”, afirma Tsaturyan. “En sentido amplio, es una guerra por Rusia”, asegura el experto.

                         Es una guerra que nadie ha anunciado a nadie  

Respecto al caso de Ucrania, el experto advierte que el ‘despertar ruso’ en el este del país, “es la consecuencia de los intentos de Washington y Bruselas de parar la creciente influencia de Moscú en la economía del Viejo Mundo”. Asimismo añade que las elecciones parlamentarias en Ucrania y los comicios en las Repúblicas populares de Donetsk y Lugansk significan la verdadera quiebra del país. “El objetivo final de este proceso es la congelación, a través de las sanciones, el debilitamiento del rublo y la caída de los precios de petróleo, de los proyectos de explotación de petróleo y de gas realizados por las corporaciones Rosneft y ExxonMobil en el Ártico”.
El autor se refiere también sobre el ‘despertar kurdo’ en Irak, que “es el resultado de una política de EE.UU. y Israel practicada durante muchos años que minimiza el factor árabe en el suministro de petróleo de Oriente Próximo a Europa y China”. A Irak y Ucrania les sigue Siria, “desgarrada por una guerra civil multilateral”.
El Estado Islámico, que Tsaturyan califica de “símbolo y culminación de la tercera guerra mundial”, intenta acceder al Mediterráneo, lo cual le permitiría crear una infraestructura para vender petróleo a Europa, a la vez que debilitaría la posición de Turquía. Después de tener bajo control la costa mediterránea siria, su siguiente objetivo será el Líbano, opina el experto, lo que  obligará a Irán a iniciar una guerra oficial con la organización yihadista, cuyas consecuencias “serán catastróficas para toda la región”.

La situación en Ucrania es la consecuencia de los intentos de Washington y Bruselas de detener la creciente influencia de Moscú

Tsaturyan advierte que el eco de esta tercera guerra mundial llega incluso a China, donde en las zonas musulmanas de la Región Autónoma Uigur de Sinkiang se están produciendo conflictos étnico-religiosos. “El separatismo puede convertir la China noroccidental en el epicentro de una sangrienta guerra híbrida. Pakistán, cuya unidad también está en cuestión, sirve de motor de esta tragedia “, explica el experto.
El autor del artículo concluye diciendo que el sistema internacional está experimentando las transformaciones más significativas desde la caída del orden establecido en las conferencias de Yalta y Potsdam en 1945. “No existen autoridades ni principios, solo el derecho del fuerte. Y lo más importante es que es una guerra que nadie ha anunciado a nadie”. 
Todo para el 1%: Los ricos se hacen cada vez más ricos y los pobres siguen igual.
La desigualdad económica mundial, al igual que el calentamiento global, es una ‘enfermedad’ de muy difícil curación. EE.UU. es un ejemplo de que no hay manera de detener el trasvase de riqueza de la mayoría a una élite cada vez más rica.

Es de sobra conocido que los estadounidenses más ricos se han apoderado de casi todas las ganancias del país desde la recesión. Pero ello no ocurre solo en EE.UU., pues se trata de un fenómeno global. El informe anual de Credit Suisse sobre riqueza mundial (‘Credit Suisse Global Wealth Databook’) revela lo mal que se están poniendo las cosas para la gran mayoría de la población del planeta, informa el portal Bill Moyers.

1. EE.UU.: También la clase media alta está empeorando.

En un lapso de tan solo tres años, de 2011 a 2014, la mitad de los estadounidenses de clase media perdió casi la mitad de su participación en el conjunto de la riqueza nacional, pasando de de un 2,5% al 1,3%.

La mayor parte de la clase media-alta perdió también. La participación de 36 millones de personas de la clase media-alta en la riqueza nacional se redujo del 13,4% al 11,9%. Gran parte de su cuota pasó a manos del 1% de los más ricos.

Se trata de cantidades muy elevadas de dinero. Con la riqueza total de EE.UU., que asciende a 84 billones de dólares, el cambio producido en estos tres años representa una transferencia de más de un billón de dólares de la clase media al 1% de los más ricos y de otros 3 billones de dólares de la media-alta a este 1%.

2. EE.UU.: En 3 años, un promedio de 5 millones de dólares fueron destinados a las viviendas del 1%

Una mirada más exhaustiva a los números muestra extremos alarmantes. De acuerdo con el citado informe, la clase media estadounidense tenía en 2011 un total de 1,5 billones de dólares. Ahora su riqueza se ha reducido a 1,1 billones de dólares. Una gran parte de esta se encuentra en propiedades inmobiliarias, sector golpeado por la recesión.

Por el contrario, los estadounidenses más ricos recibieron enormes cantidades de riqueza del resto de la población, en gran parte por ser ya ricos y también por haber invertido en el mercado de valores. Casi toda la riqueza nacional se encuentra en los hogares particulares y activos de negocios de los más ricos:

– En tres años cada familia media del 1% (algo más de un millón de hogares) incrementó su patrimonio neto en unos 4,5 millones de dólares;

– En tres años cada familia media del 0,1% (algo más de 100.000 hogares) incrementó su patrimonio neto en unos 18 millones de dólares;

– En tres años cada familia media del 0,01% (12.000 hogares) incrementó su patrimonio neto en unos 180 millones de dólares;

– En tres años, un miembro medio de la lista Forbes 400 aumentó su patrimonio neto en unos 2.000 millones de dólares.

3. Mundo: La riqueza del 1% creció de 100 billones de dólares a 127 billones en tres años

Un 95% de la población mundial ha perdido una parte de su riqueza en los últimos tres años. Casi la totalidad de la ganancia fue a manos del 1% de los más ricos del mundo.

Una vez más, las ganancias parecen casi incomprensibles. La riqueza mundial pasó de 224 billones de dólares a 263 billones de dólares en tres años. El 1% más rico del mundo, que era dueño de un poco menos de 100 billones de dólares en 2011, ahora posee casi 127 billones de dólares. Por cada dólar que poseían hace sólo tres años, ahora tienen un dólar y cuarto.

Esta tendencia está fracturando la sociedad estadounidense y mundial.

Nobel de economía: Los errores de Occidente pueden ser peores que los de Japón en los 90 Publicado: 4 nov 2014 Última actualización. 

© deviantart.com / juliaia

El premio Nobel de Economía, Paul Krugman, advierte que los errores cometidos por Occidente pueden generar una crisis peor a la que tuvo lugar en Japón a finales de los 90.

Krugman, profesor de la Universidad de Princeton, tiene claro que los economistas occidentales “lo han hecho aún peor que en Japón”.

En un artículo publicado en ‘The New York Times’, Krugman señala que Occidente ha entrado en una crisis similar a la de Japón, “solo que peor”; algo que, según él, “no debería haber ocurrido”.

“En la década de 1990 dábamos por hecho que si EE.UU. o Europa Occidental se veían ante un problema remotamente similar al de Japón, nosotros responderíamos de manera mucho más eficaz que los japoneses. Pero no ha sido así”, asegura el Nobel.

“El Banco de Japón ha sido criticado muchas veces por tardar en reaccionar cuando el país caía en la deflación y, más tarde, por precipitarse y subir los tipos de interés ante el primer indicio de recuperación. Aun así, el Banco de Japón no cometió el mismo disparate que el BCE (Banco Central de Europa) de subir la tasas en 2011, lo que ha contribuido a que Europa vuelva a estar en recesión”.

 Occidente no aprende de los errores ajenos:

Krugman cree que en Occidente no han aprendido nada de la crisis de Japón, y por esta falta de análisis hemos provocado “un desastre todavía peor que el organizado por el país nipón”.

“Sospecho que tiene que ver con las grandes divisiones que hay en nuestra sociedad. En Europa, Alemania ha insistido en la política de la moneda fuerte y la austeridad, en gran medida porque la ciudadanía alemana es tremendamente hostil a todo aquello que pueda considerarse un rescate económico de Europa del sur”, sostiene.

En EE.UU, sucede algo parecido con los conservadores, que, según el premio Nobel, han frustrado todo intento de combatir el desempleo “movidos por una hostilidad generalizada hacia el Gobierno, especialmente si el Gobierno hace algo por ayudar a ‘esa gente'”, en referencia a quienes están en el paro.
El catedrático, que asegura que las malas decisiones tomadas en Japón no son nada si se comparan con las medidas puestas en marcha en Europa y EE.UU., pone como ejemplo “las políticas tremendamente destructivas de austeridad en Europa o el desplome del gasto estadounidense en infraestructura a partir de 2010”.

__._,_.___

Enviado por: osvaldo buscaya <obuscaya@yahoo.com.ar>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: