FERROCARRILES.

by

Pero sigue pasando.

Es que ahora los que viajamos en el Roca y en otros ramales del Ferrocarril, decimos en voz alta los reclamos de asiento para señoras embarazadas, con niños pequeños, ancianas/os, heridos e impedidos.

Sin embargo a la hora de subir al tren que llega a las estaciones, sobre todo en las terminales, es un desastre cómo se empujan unos a otros sin respetar el orden de llegada, las filas que se supone se deben hacer y así es peligroso.

Los que quieren bajar, aunque el tren llegue muy lleno, deben esperar a que los más desaforados entren (son casi siempre hombres relativamente jóvenes y violentos) para ocupar asiento que después no van a querer dejar a los que realmente los precisan.

Es en esos momentos el mayor riesgo para las personas mayores, mujeres embarazadas, heridos o mujeres con niños pequeños. No habría diferencia si el acompañante de los niños fuera hombre. No se han detectado en estos viajes cortos, hombres embarazados, pero compiten con buenas posibilidades de ganar algunos por el tamaño de sus barrigas.

Otro insufrible del ferrocarril es el momento de ir a los baños. Allí hay carteles que aclaran que el único ingreso de los que limpian el baño es la moneda que cada usuario deja cuando usa el servicio. NO ESTÁ BIEN. DEBERÍAN TENER SUELDO POR SU TRABAJO.

500 quejas realizadas por mí directamente en las ventanillas del ferrocarril, 100 a la CNRT, 10 al Ministerio de Trabajo, 20 a la secretaría de trabajo, no han alcanzado para rersolver tan acuciante problema.

El sindicato asegura que como NO SON TRABAJADORES DEL FERROCARRIL, no pueden representarlos.

El Ministerio de Trabajo tras varias insistencias de FILATINA, constató que son personas que trabajan desde hace años como irregulares, ni siquiera están en negro, porque NO ESTÁN INSCRIPTOS COMO TRABAJADORES del ferrocarril. Eso es ilegal, pero el ministerio, sabiendo, no hizo nada.

El FERROCARRIL dice que son voluntarios que trabajan por su cuenta, pero la limpieza de los baños, el mantenimiento y la higiene sino no hay quien lo haga.

Un juez de Témperley accedió a estudiar brevemente el caso e impuso al ferrocarril una MULTA de 50.000 $, cuando la empresa concesionada UFGOFE ya había ahorrado 25.000.000 de dólares a $3, por lo que, si la hubiera pagado, se habría burlado -otra vez- de la justicia.

Mientras se gastan millones en subsidios, a esa gente no le llegan ni las migajas. Esos trabajadores de los baños, cumplen el triple papel de custodios de material del ferrocarril concesionado a la empresa, reparadores de los desperfectos imherentes al uso del material, cuidadores de los niños/as y mujeres que van al baño, y limpiadores cotidianos de lo que la gente ensucia.

No se les provee material de higiene personal, cuidado de su salud ni limpieza (baldes, trapos, cepillos de piso, de inodoros ni de mano, secadores de piso, ni detergentes, jabones, desinfectantes, delantales, guantes, barbijos, toallas, jabones, papel higiénico, etc.) Todo lo tienen que poner ellos a cambio de las monedas que les dejan algunos de los usuarios. Hay cuidadores/as en los baños de mujeres y de hombres, que suelen ser gente sin trabajo, o jubilados/as a los que no les alcanza su ingreso.

Ellos además no se animan a protestar pues es lo único que tienen.

Otras quejas y más información en filatina + ferrocarril o en http://www.filatina.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: