Sensación de inseguridad, de corrupción, de impunidad.

by

LA INSEGURIDAD ES UN PROBLEMA DECLARADO EN ARGENTINA. Es tal cual. Pero también es cierto que ante una enorme cantidad de advertencias, denuncias, informaciones, informes técnicos, publicaciones, consejos y pedidos especiales, las autoridades de las diferentes zonas del país, hicieron caso omiso y se conformaron con decir y dijeron que era una sensación la de inseguridad, no inseguridad misma, y que en otros países la situación es y está peor. Eso es de una falsedad abominable. Es como no darle la mano a una persona que se está cayendo y dejarla morir, es como cortarle la luz a uno que está en pulmotor, es una barabaridad indescriptible; es decirle jodete, es decirle arreglate como puedas y eso es precisamente lo que la gente comenzó a hacer. La actitud de las autoridades, es mucho más que estúpido conformismo, es compararse con otros que son peores, es de una bajeza inenarrable, es indiferencia por la salud vital del otro, es dejar a la gente indefensa a sus buenas, es premiar la violencia contra los honestos y trabajadores, imponiendo la impunidad para los ladrones, violentos y asesinos, es un mensaje execrable, solamente superado por el ejemplo de corrupción generalizada que se encuentra como sensación en casi todos los estamentos de gobierno nacional, provincial y municipal, es decretar la inoperancia policial y premiarla, es no ocuparse por la seguridad de la población, un derecho y un bien elemental, es incapacidad de discernir que este país nunca fue ni quiere ser tan malo como fueron otros, es la permisividad mismo de la violencia, las violaciones, la trata de personas, el narcotráfico, los robos y hurtos. No quiero exagerar. Ni estoy de acuerdo con la justicia por mano propia.
Hasta se implementó desde el gobierno que era una exageración de la clase media que es la que tiene cosas que perder. Como si ni hubiera derecho a quejarse y tratar de defender las cosas que uno tiene. Como si los chorros justificasen el robo de tres televisores al supermercado porque no tenían ninguno. Y fijate que los chorros casi siempre andan con armas de primera, trajeados, son frecuentemente consumidores de drogas adictos, para no hablar de los chorros de guante blanco, y los que se encuentran en los diversos estamentos del gobierno municipal, provincial y municipal. Concejales con sus prebendas, con plata para los votos, como la impunidad “decretada” por la “justicia” tarde o temprano ante cualquier irregularidad oficial, por más alto que sea el cargo, se autoperdonan. Esa es la sensación de inseguridad. Lo otro es la inseguridad misma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: