EL CASO DEL MILITAR CON ANTECEDENTES EN DDIIHH (Derechos In Humanos)

by

NUEVAS INFORMACIONES DEL CELS CON IMPUTACIONES SOBRE MILANI.

https://i0.wp.com/nordesteweb.com.ar/control/userfiles/FOTOS%202013/JULIO/NACIONALES/milani.jpg

 Por Nicolás Adet Larcher

 La polémica entorno al ascenso del jefe del ejército, Julio César Milani, presenta un nuevo capítulo ante una nueva denuncia efectuada por el CELS que se suma a las ya mencionadas de Ramón Olivera – que acusó a Milani por apremios ilegales – y la del soldado Ledo que “desertó”: entendiendo la deserción como uno de los tantos eufemismos utilizados la dictadura para encubrir desapariciones, según consta en la documentación presentada con la firma del propio Milani.

A estas dos denuncias, se suma ahora el caso de Plutarco Schaller (fundador de la Cooperativa COPEGRAF), que tuvo una historia similar a lo que sucedió con Papel Prensa. Schaller formaba parte del grupo de laicos que trabajaba con Enrique Angelelli, y además integraba la filial riojana de la CGT. En plena dictadura militar, Schaller fue secuestrado y mientras recorría más de diez centros clandestinos de detención, la cooperativa era tomada por los militares.

En la querella presentada por la familia en la causa 1828/00 contra Luciano Benjamín Menéndez, en la cual se basa el CELS para emitir la denuncia, el testimonio de Schaller detalla la presencia de Milani durante su detención. Según consta en la documentación otorgada por Plutarco Schaller a Agencia Paco Urondo, se relata: “Un día Moliné me dijo que era probable que me tengan que internar porque lo mío era un ‘problema mental’. A los pocos días y producto de aquellas torturas me enviaron al Hospital Plaza por unos 25 o 30 días, con permanente vigilancia policíaca ya que tenía el cuerpo cubierto de moretones de distintos colores (verdosos, azulados, morados, amarillentos), principalmente en brazos, piernas y costillas.”

A continuación relata el ingreso de Milani al lugar donde se encontraba: “Ahí mismo, unos oficiales del ejército argentino una noche simularon o inventaron un supuesto rescate que se me quería hacer para sacarme a mí del hospital y fugarme. No fue más que unos tiros al aire en las afueras del pabellón, algunos gritos de mando y la brusca entrada a destaparme en la cama para constatar mi permanencia, diciendo: ‘El hijo de puta este está acá’. (…) En la guardia siguiente le pregunté quién había sido el que me había corrido las sábanas para ver si estaba y me respondió: ‘Es el tenientito Milani’. Como colofón de ese operativo aquella noche fueron a mi casa y detuvieron a mi hijo Oscar Plutarco Schaller, de 18 años de edad, llevándolo detenido al Batallón de Ingenieros 141 que seguía funcionando como centro clandestino de detención, sospechado responsable del supuesto intento de rescatarme del Hospital.”

Schaller relata que nunca vio a otro secuestrado en el lugar donde estuvo previo a su liberación. En su testimonio reitera el nombre de Milani: “Cuando faltaban minutos para mi liberación, se acercó un uniformado de verde y me preguntó si me habían hecho algo, si estaba bien. Esa persona de mi edad aparentemente, hoy puedo asegurar que se trataba del actual jefe del ejército, César Milani. En uno de los interrogatorios me dijeron que no importaba cuántos datos revelara sobre las actividades de mis padres pues la familia ya estaba destruida, yo sentí que era un manejo psicológico, pero con los años comprobé que fue cierto”.

El Informe del CELS enviado a la Comisión de Acuerdos del Senado de la Nación sentencia que se “indica a Cesar Milani como uno de los responsables de la privación ilegitima de la libertad de Schaller”. El Oficialismo plantea tratar la designación de Milani en comisión y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, determinó que debe primar la “presunción de inocencia” ya que en los tres ascensos anteriores que tuvo Milani no se detallaron denuncias de este tipo que lo involucren con el terrorismo de Estado. El propio CELS había remarcado que la documentación se agregó recientemente, lo cual motivó la impugnación del ascenso, y agregó un nuevo problema para Milani en su camino hacia su cargo de Teniente General.

************************************************

Observación desde FILATINA: Si la información aparece ahora es porque los que debían interesarse al momento de decidir sus anteriores ascensos no se preocuparon por hallarla. O simplemente ahora está. Son delitos imprescriptibles. Porqué no considerarla si es verdadera. ¿Por intereses de quién? 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: