Droga que entra a nuestro país. Se consume y sale: ambas cosas.

by
Como ciudadano argentino, me ha resultado muy preocupante la negociación con España por los aviones Mirage de 38 años.
Se requiere un compromiso claro por parte del Ministerio de Defensa acerca de la utilización que se dará a cualquier tipo de avión que se adquiera.
Debemos tener en cuenta que el 80% de la droga que entra a nuestro país lo hace por la frontera  norte y llega en avión desde Bolivia, Perú, Colombia y Paraguay. En la franja norte de Argentina, desde la cordillera de los Andes hasta el Atlántico, hay alrededor de 1.500 pistas clandestinas.
Además de la falta de radares, los pilotos de la Fuerza Aérea argentina tienen prohibido por ley interceptar aeronaves.
Brasil, Chile y Uruguay reforzaron el control de su espacio aéreo. Al mismo tiempo que Argentina se consolidó como un centro de procesamiento y distribución de drogas para todo el mundo.
Durante el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, Brasil reglamentó su “ley del derribo” que permite abatir aeronaves consideradas hostiles o sospechosas de traficar drogas. Hasta el momento no hay decisión política en la  Argentina para hacer control del espacio aéreo.     
En abril de 2011, el diputado nacional Julián Obiglio propuso crear una ley similar y reveló que en el país ingresaban por día entre 100 y 150 vuelos ilegales, según datos de Gendarmería y la Fuerza Aérea, 14 diputados lo acompañaron con su proyecto para establecer un protocolo de intercepción de aeronaves sospechadas de narcotráfico. Este proyecto debería contar con el apoyo de todos los partidos y constituirse en una Política de Estado. 
El gobierno nacional rechaza esa posibilidad. La ex Ministra de Seguridad, Nilda Garré, siempre se opuso a esa alternativa durante su gestión en Defensa.  Tampoco Aníbal Fernández cuando era ministro tuvo iniciativas al respecto. 
La confiscación de bienes, identificación de estructuras financieras vinculadas con el narcotráfico y, especialmente, la lucha frontal contra el lavado de dinero, son acciones que requieren acciones civiles, pero considero que se  requiere también la inmediata intervención de las fuerzas armadas y especialmente de la fuerza aérea, en el combate al narcotráfico que viola la soberanía nacional en forma cotidiana al no respetar nuestro espacio aéreo y marítimo.
 
En base a una carta clara de Jorge Raichensztein – Asociación Civil “A pesar de Todo” integrante de la RED DE MADRES Y FAMILIARES DE VÍCTIMAS DE LAS DROGAS
 
Nota: que algunos integrantes de las Fuerzas Armadas estén sospechados de traficar con drogas es preocupante, como que haya hijos de miembros calificados de la Aeronáutica presos en España por haber llevado en su avión tantos kilos de drogas escondidos.
Así como el rumor de que los narcotraficantes aportan enormes cifras de dinero para las campañas proselitistas de ciertos políticos, no sólo en nuestro país, condicionándolos luego para evitar leyes, normas o radares que sirvan para impedir sus sucios negocios o para perseguirlos por sus delitos más flagrantes. También hay silencio cuando no también complicidad entre las diversas policías que operan en el país. 
Como la trata de personas es una clase de delito en franco crecimiento, que no alcanzaría con erradicarlo de nuestro país si no se evita también en otros, ya que pasar con drogas o con personas tratadas de un país a otro mediante CORRUPCIÓN, para ellos no es hoy un asunto tan complicado. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: