La Reserva Hudson, en Florencio Varela, un sitio para visitar en un día. Llevar para hacer un picknik, hay lugar, es tranquilo, seguro y gratis. Hay estacionamiento.

de

CUANDO VISITES CUALQUIER RESERVA, DEJÁ SIEMPRE MÁS LIMPIO DE LO QUE LA ENCONTRASTE, ENSEÑÁ A CUIDARLA Y RESPETARLA A LOS NIÑOS.

Paneles capturan el calor del sol, acumulándolo en el agua que circula por tubos desde y hacia el tanque que se encuentra en la parte superior, dejando naturalmente caliente el agua gratis como para tomar mate.

En la reserva natural de Florencio Varela Guillermo Enrique Hudson, donde está el rancho que habitó el famoso naturalista, que aparece ilustrando todos sus libros, sus pertenencias se conservan es un museo.

El lugar es muy amplio, hay comodidades, puede visitarse, se aprende, se entretiene, se está en la naturaleza, es preservación y es seguro.

Hay una escuelita y sitios para explorar con los chicos, hay espacios didácticos demostrativos de energía solar y eólica, una mini planta productora de biogás, ingeniosas estatuas construídas con hierros viejos, espacios con bosque, sombra, árboles, y el “monumento a la gente”, en construcción.

Su autor, el Ing. Nuclear Eduardo Calvo Sanz, es artista, escritor, pintor y escultor.

En ese espacio el Ing. Calvo Sans construye, semana a semana, el MONUMENTO A LA GENTE, en que colaboró Filatina.

El MONUMENTO A LA GENTE del PARQUE HUDSON (Florencio Varela, Prov Bs As) es una construcción piramidal -de tierra, papel, metales, plásticos y vegetación-, en permanente transformación desde el 23abr05 y hasta el fin de los tiempos. Captura carbono de la atmósfera, jugando a combatir el efecto invernadero, y guarda mensajes para arqueólogos del futuro. Pretende ser un homenaje a quienes estamos liquidando la actual civilización al quemar petróleo, gas y carbón.

http://www.husmeando.com.ar/hudsonmonumento.htm

Los artistas no debemos mantenernos indiferentes.

Con el MONUMENTO A LA GENTE queremos participar mostrando, recordando, la necesidad de RETIRAR CARBONO del ecosistema terrestre y anunciar que se viene el FIN DE LA CULTURA DEL PETRÓLEO.

               VISIÓN NO NECESARIAMENTE NEGATIVA

La actividad humana está modificando ciertos parámetros físicos del planeta. Ya somos 6.500 millones; ninguna actividad humana a escala importante es neutra; todo perturba y las consecuencias son en su gran mayoría problemáticas.

Algunos voluntarios que estaban pintados los pusimos a hacer nada, lo mismo que hacían en las oficinas, pero en la cima del monumento, para que los vea la posteridad y los juzque.

Pero la visión no debe ser necesariamente negativa. Al mismo tiempo, aunque es el origen de nuestros problemas, este desarrollo portentoso alcanzado nos lleva a tener poder para controlar la naturaleza, siempre que –claro está- actuemos con responsabilidad y sin prejuicios.

Artista y autor, con las manos en la masa, mejorando su obra.

      ENEMIGOS A LA VISTA Y NOSOTROS COMO SI NADA

El dióxido de carbono (CO2 ) y el metano (CH4) son hoy nuestros dos principales “enemigos” y el EFECTO INVERNADERO su manera perjudicial de actuar. Pero hay otro problema encubierto: la INERCIA, que nos lleva a seguir actuando como si no estuviera por pasar nada.

El nuevo sector agregado, con el papel bien envuelto en plástico, cubierto con tierra envuelta en tela especial, atada para que no lo roben. Con el tiempo se va cubriendo saludablemente de vegetación.

Debe preocuparnos el incremento importante y rápido de la temperatura media del planeta. Es fundamentalmente consecuencia del aumento de la concentración atmosférica de CO2 , remanente de la quema de combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón). El CH4 , producto de la descomposición de la materia orgánica. Algunos otros gases también aportan al EFECTO INVERNADERO.

Clase didáctica del artista enseñando a los voluntarios que ayuden en la construcción, las técnicas de protección del embolsado del papel.

Tanto el CO2  como el CH4 forman parte del ciclo natural de la vida. El problema es que, al sacar de las profundidades de la Tierra inmensas cantidades de combustibles fósiles y quemarlos, estamos incrementando estrepitosamente el volumen de CARBONO EN CIRCULACIÓN, y eso termina aumentando la concentración de CO2  y CH4, disparando hacia arriba la temperatura promedio.

Progreso diario en la construcción sólo entre 2 voluntarios. Reuniones ad-hoc en el parque los sábados de 10 a 13.

El problema de cómo extraer el carbono atmosférico es hoy tecnológico; la humanidad no sabe cómo hacerlo (aunque los árboles sí lo saben) y sobre todo, no tenemos la energía suficiente para reducir el carbono oxidado (CO2) y separarlo del oxígeno, algo que los árboles realizan mediante la energía solar (fotosíntesis).

La materia prima complementaria del papel (tierra) se obtiene de la zanja con que se construye una planta biológica local de tratamiento de efluentes cloacales.

                                      ¿POR QUÉ PAPEL?

Enterrar papel tiene un interés extra. Es como dejar un legado a la posteridad, preparar pistas para arqueólogos terrestres o extraterrestres que dentro de cientos o miles de años encuentren restos de nuestros periódicos y traten de averiguar qué nos pasó. Hoy hacemos especulaciones similares alrededor de los jeroglíficos mayas; en apariencia, su sociedad también habría colapsado a partir de una crisis ambiental.

Embolsado de la tierra protectora, que permite crecer la vegetación que cubre la pirámide artística. Sobre ella van las imágenes blancas de los voluntarios que la construyeron.

El papel, que en última instancia es madera, está constituido esencialmente por celulosa, un polisacárido macromolecular, cuya fórmula es (C6H10O5)n que está repleto de carbono (C).

La obra del artista dio trabajo a muchas personas, pero con el tiempo, resultó monumental. Deja importantes mensajes a la posteridad inmediata y mediata.

En su madera, los vegetales superiores almacenan durante su crecimiento importantes cantidades de carbono, extraído por fotosíntesis del aire (del CO2 atmosférico). El papel puede almacenar carbono en forma estable y duradera,  tal como estaba en la madera del árbol, si se evita su degradación.

Los bosques en crecimiento son un medio eficiente para enfrentar el aumento incontrolado de la concentración de CO2 . Pero, cumplen esta función cuando crecen y cuanto más rápido lo hagan mejor.

Cuando el árbol es adulto y su nivel de velocidad de crecimiento se ha reducido o desaparecido, este proceso de captura del Carbono del aire se reduce sustancialmente. Debemos tener árboles jóvenes, saludables, en crecimiento y en inmensa cantidad para que realmente tengan un efecto protector de la atmósfera. Los bosques con decaimiento (pudrición) de la madera generan importantes cantidades de METANO (CH4 ), arruinando el negocio de la lucha contra el recalentamiento.

Si utilizamos la madera para fabricar papel de manera apropiada, reponiendo los árboles talados en forma sistemática (creando las condiciones económicas para que sea rentable), podremos aportar a la solución de nuestro problema SECUESTRANDO CARBONO en su celulosa, conservándolo fuera de la atmósfera evitando que se pudra y vuelva al ciclo biológico.

La actividad económica que genera la industria del papel hace rentable la creación y el mantenimiento de bosques jóvenes de crecimiento rápido, algo poco probable de no existir esa actividad. Pero, el fabricar el papel minimiza este ciclo beneficioso, al talar grandes cantidades de árboles. Por eso proponemos dar el ejemplo inmovilizando grandes cantidades de papel, en nuestra pirámide MONUMENTO A LA GENTE.

Esto choca con nuestra idea intuitiva y con las buenas intenciones de sanos ecologistas que toman la bandera del reciclado del papel como válida. No tienen en cuenta que, en las actuales y dramáticas condiciones, no nos alcanza con conservar los bosques tal como están; necesitamos muchos más y en acelerado crecimiento, para que –utilizando la fotosíntesis- disminuyan el CO2  que nos inunda.

                                 PROTEGER EL FUTURO

La celulosa es estable pero no es indestructible. En particular, es atacada con facilidad por numerosos insectos, hongos de la madera (celulolíticos) y microorganismos que la degradan, generando como subproductos de su actividad digestiva más CH4 y CO2

Para que el secuestro del carbono tenga una duración razonable, debemos aislar lo más posible el papel para construir nuestro MONUMENTO A LA GENTE. La idea es enterrarlo envuelto en materiales plásticos, lo menos biodegradables en lo posible.

Experiencias realizadas por arqueólogos investigando antiguos basurales, demuestran que eliminando el contacto del papel con el aire se lo puede conservar durante décadas. Si lo logramos, evitaremos las emanaciones de METANO características de los depósitos de basura mal protegida.

                           SÓLO UN EJEMPLO, SÓLO ARTE

No podemos aspirar a revertir el ciclo y que el papel acumulado en el MONUMENTO A LA GENTE vuelva a convertirse en combustibles fósiles. El proceso a escala geológica que ha sepultado ingentes cantidades de carbono fósil en forma de hidrocarburos, gas y carbón ha llevado millones de años. Sólo podemos aspirar a ganar tiempo, hasta que el desarrollo de nuevas y poderosas formas de energía –y una nueva cultura- le den a la humanidad oportunidad de reacondicionar el ambiente ahora drásticamente perturbado.

Al actual proceso de CAMBIO CLIMÁTICO disparado por la quema de combustibles fósiles NO LO PARA nadie. Sus consecuencias son inevitables, apenas podremos amortiguar sus efectos y, sobre todo, prepararnos para enfrentar sus consecuencias.

Juntar papel y enterrarlo adecuadamente SIRVE, PERO POCO. La cuenta es fácil: UN KILOGRAMO DE PAPEL TIENE TANTO CARBONO COMO MEDIO LITRO DE NAFTA.

Si miramos a nuestro alrededor, es fácil darse cuenta que NO HAY PAPEL QUE ALCANCE. Pero, juntar papel y secuestrar su carbono puede prepararnos para el futuro. Puede darnos lecciones a transmitir a nuestros descendientes inmediatos, para que sigan intentando cambiar el actual comportamiento humano.

No hay tiempo que perder “si queremos que nuestros hijos y nietos tengan un mundo razonable”, suele decirse. Pero, A MUCHOS DE NOSOTROS NOS TOCARÁ PRESENCIAR LOS CAMBIOS ANUNCIADOS.

Ing. Nuclear Eduardo CALVO SANS: stem_clones@husmeando.com.ar

About these ads

Una respuesta to “La Reserva Hudson, en Florencio Varela, un sitio para visitar en un día. Llevar para hacer un picknik, hay lugar, es tranquilo, seguro y gratis. Hay estacionamiento.”

  1. Prof. Olga de Naturales Says:

    Estuve con mis alumnos de la SB 67 el 26 de octubre de 2012, es un lugar para recomendar por la belleza del lugar, por la atención que recibimos y por la señora guía que nos explicó todo con lujo de detalles

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 180 seguidores

%d personas les gusta esto: