Preservemos los glaciares, con votos, sin vetos.

by

Por el Embajador Raúl A. Estrada Oyuela

Presidente de la Academia Argentina de Ciencias del Ambiente

Fuente: http://www.medioymedio.com.ar/editorial/203-la-importancia-de-preservar-los-glaciares-.html

Todo el mundo sabe que los glaciares son formaciones de hielo que se producen por compactación y recristalización de la nieve. Esas masas se reproducen cuando la precipitación anual supera la evaporación propia de los veranos. Son formaciones frágiles de gran importancia como reguladores de la disponibilidad de agua dulce. Hoy grandes sectores de la población mundial no tienen acceso al agua dulce, ya sea porque falta en su región o porque está mal distribuida, como ocurre en nuestro país.
Esa escasez se agrava por la contaminación del agua dulce con agroquímicos, efluentes industriales y residuos que han aumentado de forma alarmante, mientras el mundo requiere más agua dulce pura y confiable, y el calentamiento global está modificando el ciclo hidrológico.
Adoptar la ley 26418 adoptar una ley 26418 con principios básicos para proteger glaciares de ciertas actividades humanas que los afectan fue política, científica y económicamente correcto directamente. Grandes glaciares que impresionan por su magnitud sufren el cambio climático global cuya solución deben buscar mancomunadamente las naciones. Para morigerar el fenómeno se requiere que el hombre se comporte amigablemente. La ley 26418 prohibía ciertas actividades y fue vetada por el Decreto 1837/2008, básicamente por considerar que en lugar de prohibir esas actividades que el legislador había considerado perniciosas, debían establecerse ciertos parámetros de protección que las provincias los reglamentaran. La experiencia demuestra que en muchas provincias las reglamentaciones ambientales privilegian el interés local a corto plazo sobre el interés nacional a mediano y largo plazo. El criterio del Poder Ejecutivo fue equivocado.
La cuestión puede describirse en términos generales o reducirse a los casos concretos de explotaciones mineras que amenazan glaciares, incluyendo la zona periglacial propia de nuestra cordillera que constituye, según informa el Instituto de Geocriología del CONICET con sede en Mendoza, “un recurso hídrico potencial muy importante para los Andes Centrales y Secos, especialmente cuando los glaciares no están, se retiran o ya sólo se expresan como glaciares cubiertos”.
Nadie puede razonablemente oponerse a la explotación de los recursos mineros. Es cierto que la actividad minera en sí misma no puede considerarse sostenible porque extrae recursos cuya formación ha demandado edades geológicas. Sin embargo puede y debe practicarse de manera ambientalmente amigable, evitando la contaminación química o la destrucción de suelos o glaciares.
El problema se presenta en todo el mundo y en particular con la minería del oro. El curioso proyecto de Pascua Lama es un caso que provoca fuerte debate. Aunque se trata de un proyecto único, se hicieron dos evaluaciones de impacto ambiental separadas: una para Chile y otra para la provincia de San Juan lo cual es difícil de explicar racionalmente y origina un buen número de contradicciones. Resulta notable que, ante la preocupación pública por el daño que las explosiones previstas en el proyecto, la empresa minera haya negado que afectarían glaciares andinos. El dictamen final de la autoridad ambiental chilena dispone que “el titular (la empresa Barrik) deberá acceder al recurso mineral y obras asociadas al desarrollo del proyecto en la zona de glaciares Toro 1, Toro 2 y Esperanza de manera tal que no se produzca remoción, traslado, destrucción o cualquier otra intervención física sobre ellos”. Parece una condición difícil de cumplir.
Después del veto de la ley 26418 y lograda por influencia del Poder Ejecutivo la imposibilidad del Congreso para insistir en un proyecto que había aprobado unánimemente, el nuevo Secretario de Ambiente inició un proceso consultas ofrecer un sustituto mediante la reformulación del texto. Teniendo en cuenta los fundamentos del veto el propósito obvio es crear espacio para las actividades que prohibía la Ley 24685. No he tenido noticias que el nuevo proyecto se haya formalizado. Ello se comprende fácilmente en una dinámica de sucesivos conflictos ambientales y de otro género que acumulan para que los más recientes hagan olvidar los anteriores.
La técnica de la enmienda pergeñada para sustituir la ley vetada, consiste en modificar definiciones a fin de reducir el alcance de la norma, particularmente el concepto de ambiente periglacial antes mencionado y facilitar así explotaciones mineras o de petróleo. También diluye la referencia a la función de regulación hídrica que tienen los glaciares y permite autorizar obras en principio prohibidas pero que puedan ser declaradas de “interés público”. Además elimina la evaluación estratégica del impacto ambiental, reduciendo de esa forma el estudio a un enfoque local que puede ignorar intereses de otras provincias o de la Nación. Muy significativo es que la nueva elaboración elimina la disposición transitoria que imponía que las actividades que hoy están en ejecución pero que la ley prohibía para el futuro, debían someterse en el término de 180 días a una auditoria ambiental para identificar y cuantificar impactos y que esas actividades debían cesar o trasladarse si producían impacto significativo sobre los glaciares o el ambiente periglacial.
Mientras se realiza una campaña de recolección de firmas para insistir en la ley original, es de esperar que la tentativa de sustitución por un texto inferior no prospere.

Palabras clave: estrada oyuela – glaciares – ley – mineria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: