Archive for 22/08/08

Más PROBLEMAS con las Evaluaciones de Impacto Ambiental: son un trámite burocrático más que algo que deba cumplirse.

Viernes, agosto 22, 2008

Para CUIDAR el AMBIENTE, debemos ser más escrupulosos, de otra manera las cosas seguirían como hasta ahora, que pareciera que no lo queremos cuidar.

JUICIO, ESCRACHE Y CASTIGO A LOS CULPABLES. Con frecuencia la culpa puede orientarse hacia la Secretaría de Ambiente de la Nación, de las Provincias o de los Municipios. Pero raramente se echan personas empleadas de esos lugares hasta que el daño ya está hecho. Habría que agilizar la manera de hacer que se pueda hacer responsables de sus actos, permisos otorgados, problemas no detectados, inconvenientes dejados pasar, etc, a todos los empleados involucrados.

Hay que tener en cuenta que las acciones peores se deciden en el Congreso, mediante sobornos, que también se ofrecen en Gobernaciones y Municipios.

Por eso se explica que hubiera tanta gente festejando en el salón del Congreso cuando se inauguró la Alumbrera, era una fiesta, y nadie me creía que estaban haciendo una barbaridad. Ver en este mismo Blog de Prensa FILATINA la explicación completa.

Estamos en un estado de total entrega de recursos naturales, y esto es un viva la pepa ambiental, donde las contaminaciones no son punibles ni nadie se preocupa por dejar de producirlas…

Pablo Luis CAballero

FILATINA

Nuevo informe de situación de lo que está pasando en el sur del país:
Agradecemos su envío a Eduardo y Alcira.

      GENOCIDIO O ECOCIDIO, DEPENDE SOLO DEL ARMA QUE SE USE

Nunca hubiésemos querido hacer este comunicado, pero en el fondo
sabíamos que sucedería. Esto es una cuestión de supervivencia y el grado de compromiso de cada uno de nosotros podrá salvar vidas humanas.
Estamos difundiéndolo en todo el país y los limítrofes, necesitamos de
todos.

El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que la empresa adjudicataria de
la Mega Usina de Río Turbio, fue presentada a la Subsecretaria de Medio Ambiente y se encuentra en etapas de evaluación.

Un EIA es ( Ley 2.568/03) un “Procedimiento técnico administrativo destinado a identificar e interpretar, así como a prevenir los efectos de corto, mediano y largo plazo que actividades, proyectos, programas o emprendimientos públicos o privados, puedan causar al equilibrio ecológico, al mantenimiento de la calidad de vida y a la preservación de los recursos naturales existentes en la Provincia”.

La Asamblea Ambiental Ciudadana de Río Gallegos ha recibido una copia
y de la evaluación preliminar se desprenden graves anomalías que hacen que la misma no cumpla con la Ley.
Primero mencionaremos datos de interés que dan una idea de la magnitud
de los desechos generados y sus irreversibles impactos directos a la vida de
más de 120.000 habitantes de las comunidades de 28 de Noviembre, Río Gallegos y Río Turbio.

Insumos para su funcionamiento:
· Carbón 3.720 Tn/día
· Agua 900 m3/día
· Cal 360 Tn/día
· Amoníaco 8 Tn/día

Desechos que generará:
                      Sólidos:  · Cenizas contaminadas 1.800 Tn/día
Increíblemente y a pesar de ser las cenizas uno de los mayores impactos que ocasionará a la única fuente de agua potable con que cuentan las comunidades de 28 de Noviembre y Río Gallegos en el Capítulo 7 Punto 4 “Análisis Ecotóxicos” 2.1.1.2 dice textualmente:
“Luego las cenizas deben gestionarse para su disposición final, tema que queda fuera del alcance de este estudio.”
Sí, interpretó bien, no hay destino para estos desechos, nadie sabe a dónde se dispondrán. Lo cierto es que los deshielos, lluvias y nevadas atravesarán estas inmensas montañas tóxicas y terminarán en las napas subterráneas y en los ríos Turbio y Gallegos, o sea en nuestras canillas, vía directa al estómago de nuestras familias.
                      Gases: · Gases en la chimenea 24.000 Tn/día
· CO2 (Efecto invernadero) 5.000 Tn/día
· SO2 (Lluvia ácida) 5 Tn/día
· NOX (Lluvia ácida) 5 Tn/día
· CO (Asesino silencioso) 7 Tn/día
Para determinar a donde terminarán esta inmensa cantidad de gases tóxicos (sin contar las cenizas) se realizó un modelo matemático

de dispersión sin ningún valor ni fundamento.
Los registros meteorológicos para poder asegurar el destino de los gases emitidos por esta chimenea deben tener al menos 10 años continuos de registros hora por hora y los instrumentos de medición y el personal deben estar homologados por el Servicio Meteorológico Nacional “Para los cálculos se utilizaron los datos horarios de variables meteorológicas registrados durante el período 2004-2006 por la estación meteorológica
marca DAVIS Weatherlink 4.04 en funcionamiento en las dependencias del Ejército Argentino en las cercanías de la ciudad de Río Turbio.”

a) Solo se toman 3 años de registros.

b) No especifican la frecuencia de toma de datos.

c) Las estaciones meteorológicas DAVIS son de uso doméstico no pueden usarse para análisis alguno.


d) Los registros lo realizó personal no homologado ni capacitado


e) No aclara que las dependencias del Ejército Argentino están a 14 Km de Río Turbio (Rospentek) en la base de un acantilado donde la dirección, intensidad y sentido de los vientos no tiene ninguna relación con el lugar de emplazamiento de la chimenea.
En resumen, nadie sabe a donde impactaran 24.000 Toneladas de gases, por lo que cientos de kilómetros a la redonda peligran. Esto incluye no solo a territorio Argentino, sino también al Chileno con sus poblaciones y parques nacionales protegidos.
 

Líquidos: · Efluentes líquidos 450 m3/día
Como para enumerar algunos contaminantes que serán permitidos arrojar  a estos pequeños pero  importantísimos cursos de agua: Valores en mg/litro
Contaminante Normativa aplicada Máximos para consumo humano (Dec Nac 831)
Cromo 2,2 0,05
Aluminio 2 0,2
Bario 2 1
Amoniaco 25 0,05
Arsénico 0,5 0,05
Mercurio 0,005 0,001
Pero esto no es todo, a pocos metros de 28 de Noviembre, sobre el río Turbio los valores de concentración de aluminio son hoy de 33,4 mg/l, muy lejos de los 0,2 mg/l que la Organización Mundial de la Salud pone como límite para el consumo humano o los 5 mg/l que es el límite para el consumo del ganado.
La desidia e irresponsabilidad de los funcionarios de YCRT ha destruido las fuentes de agua potable a tal punto que el agua subterránea de consumo de los pobladores de 28 de Noviembre tenga 0,9 mg/l de aluminio. Como lo leyó, la población se está contaminando en estos momentos.

 

Imaginen que pasará con una producción 5 o 6 veces mayor.
                                   Conclusión:
a) Impacto ambiental
Esta es la industria que mayor cantidad de desechos generará en el país y la que más a la ligera se ha tomado sus consecuencias. Destruirá las fuentes de agua potable, los recursos turísticos, la actividad ganadera, la flora y la fauna, pero sobre todo la salud de miles de habitantes del sur de la Patagonia.
b) Impacto Social
El desarrollo económico que hoy se le pretende dar a la cuenca minera, será devastador cuando los impactos a la salud y economías regionales sean insostenibles y la usina deba cerrarse para siempre.
c) Salud
El EIA compara la Mega Usina de Río Turbio con la de Comuna de Puchuncaví en la V Región de Valparaíso, Chile, en donde los casos de mortalidad por cáncer llegan al 35 %. En la comunidad de La Greda, contigua a la termoeléctrica la esperanza de vida es de apenas 58,9 años.
¿Que haremos cuando con impotencia veamos a nuestras familias y amigos enfermar o morir por la ingestión de agua con compuestos metálicos? Con seguridad no quedará ninguno de los responsables para juzgarlos como asesinos.
d) Costo: Como si fuera poco, existe también un sobreprecio.
En la comparación realizada en el EIA con la central termoeléctrica de Puchuncaví no compara el costo de ambas:
Central térmica Potencia Costo MMU$S Costo por MW
Puncuaví (Chile) 250 MW 317 1,26 MMU$S
Río Turbio (Arg) 240 MW 700 2,91 MMU$S
MW = Megavatio – MMU$S = Millones de dólares
El propio Gdor Peralta dijo que una usina a carbón no puede superar los 1,2 MMU$S/MW, sin embargo por esta se paga 2,9 MMU$S/MW.
Esto la hace no solo la usina térmica a carbón más costosa del planeta, sino más costosa que las complejas centrales térmicas de fisión nuclear.
Peor aún, las modernas, eficientes y ecológicas centrales que transforman el carbón en gas hidrógeno, denominadas Gasificación Integrada en Ciclo Combinado (GICC), como la instalada en Puertollano (España) tienen un costo de 1,65 MMU$S/MW.
Lamentablemente y a pesar de las 150 plantas de gasificación instaladas en el mundo, el proyecto de investigación para Río Turbio que comenzó en el 2.005 (CONEA) se le quitó todo el presupuesto al poco tiempo y quedó en la nada.
e) Legalidad
El EIA no cumple con la legislación vigente. Pero además, cuando 350 ciudadanos presentaron una Acción de Amparo ante la Justicia Federal para evitar que se siguiera adelante con la adjudicación sin un EIA previo, esta quedó sin efecto.
El Juez Federal Caamaño consideró que el compromiso asumido por el Ministro De Vido, el Gobernador Peralta y los entonces Fiscal de Estado González y Subsecretario de Medio Ambiente Anglesio, de que el EIA cumpliría con la Ley y que todos los impactos ambientales serian evaluados. Obviamente esto fue una mentira, a la que deberán dar explicaciones a la justicia y a la población.
Hace más de 3 años que estamos alertando a nuestros gobernantes sobre el error de construir una Maga Usina en la naciente de nuestra única fuente de agua potable y de la tecnología contaminante de la década del 60′ que se piensa implementar. Sabíamos que esto sucedería y lo alertamos con mucho tiempo de antelación.
Este proyecto oficial y su EIA jamás pueden ser aprobados, si algún funcionario se arma de coraje criminal y lo hace, cometerá un ECOCIDIO, que lo único que lo diferencia de un GENOCIDIO es el arma que se emplea, en uno sustancias químicas, en el otro balas.

 

ASAMBLEA AMBIENTAL CIUDADANA DE SANTA CRUZ
http://www.asamblea-ambiental.blogspot.com
asamblea.ambiental@gmail.com

Aunque crean en la ley no actúan en consecuencia.

Viernes, agosto 22, 2008
Según el abogado Alejandro Carrió
“Los argentinos no creemos

en la igualdad ante la ley”


http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1041381
Por Laura Di Marco
Para LA NACION

“Los argentinos no creemos realmente en la igualdad ante la ley y no hemos incorporado en nuestra cultura la idea de que una prohibición, por sí sola, es suficiente para dejar de hacer lo que nos está vedado.” La frase pertenece al abogado Alejandro Carrió, presidente de la Asociación por los Derechos Civiles y profesor de la maestría en Derecho de la Universidad de Palermo.

Carrió acaba de publicar un ensayo, en clave de divulgación ( Digamos basta, de Editorial Sudamericana), con ejemplos de la vida cotidiana que apuntan a explicar la conflictiva relación de los argentinos con la ley. Dice, por ejemplo: “Por muchas razones no tenemos incorporado un mecanismo de autorrestricción. La ley no nos dice demasiado y, lo peor, no le dice demasiado al funcionario que debería aplicarla, que, de hecho, está convencido de que las leyes sólo rigen para el común de los mortales, menos para él. En lugar de pelear para cambiar una ley que puede parecernos injusta o que no nos gusta, tendemos a cuestionar su utilidad, pero para evadirla”.

Carrió, de 54 años (no tiene parentesco con la fundadora de ARI), es profesor visitante de las universidades de Luisiana y Siracusa. Publicó también Los crímenes del Cóndor, sobre el caso del general chileno Carlos Prats.

Con anécdotas con las que es muy fácil reconocernos como sociedad, este abogado con experiencia en áreas de interés público repasa desde el conflicto con el campo hasta la violación de las bicisendas de Palermo por parte de los automovilistas. Y desde el lanzamiento de las moratorias impositivas, a las que cuestiona (“es como prohibirle algo a tu chico y, a los diez minutos, levantarle la penitencia”) hasta la creencia en que sólo un grupo de iluminados será capaz de sacarnos de la situación en la que nos encontramos.

-¿Qué nos está faltando?

-Hacernos cargo de que somos responsables del país que hemos construido y advertir que no existe ninguna conspiración internacional en contra nuestra. Hacernos cargo es, también, pensar que la democracia no es un valor limitado exclusivamente a las elecciones. Nosotros pensamos que vivimos en democracia porque votamos y no hacemos mucho, entre una y otra fecha electoral, para lograr un juego más o menos equitativo de los distintos poderes. Sabemos lo que pasa en el Indec, y aunque eso distorsiona y daña nuestra calidad de vida, no protestamos lo suficiente. Sólo reaccionamos cuando el resultado de esas malas medidas se va de madre, cuando, simplemente, vemos un día que nuestro dinero no está más, que ha desaparecido, como pasó con el corralito. Tampoco nos parece muy grave la autoridad concentrada. Por eso creemos en los “ismos” salvadores. Yo hago mucho hincapié en la cultura populista, de la que está muy impregnada nuestra sociedad, y que tiene que ver con el deseo de que nos digan lo que queremos escuchar. El populismo prende porque nos absuelve de toda responsabilidad. Nos convence de que los malos siempre son los de afuera, que no nos dejan avanzar. Este echar culpas afuera nos estanca como país. Y lo peor es que, como el populismo es autoritario, nunca va a impulsar instituciones fuertes, porque no quiere ser controlado.

-Se supone que la ley, cuando no surge por vía autoritaria, es un pacto de convivencia. Usted pone el ejemplo de cómo nunca se respetó la bicisenda de Palermo, como metáfora argentina de cómo buscar siempre los atajos para burlar la prohibición. ¿Por qué no nos interesa cuidarnos?

-Tiene que ver con el poco respeto que nos tenemos. Si hay algo que me fastidia es cuando alguien pretende ser atendido antes que yo aunque yo haya llegado antes. Hay veces que les digo a los que así actúan: “A ver, dígame: ¿por qué piensa usted que su tiempo vale más que el mío?”. Una vez, alguien había tirado un papel a la calle y yo le dije: “Se le cayó un papel”. Me respondió, furioso: “No se me cayó; lo tiré”. Me dejó totalmente desarmado, porque me miraba como diciendo: ¿por qué te metés? ¿Qué te importa?

-Lo curioso es que, cuando viajamos, las cosas que nos gustan de los países desarrollados son el orden, el respeto por el otro, la legalidad…

-Efectivamente. Yo creo que cuando salimos del país y nos damos cuenta de las ventajas de vivir con reglas nos transformamos en otras personas. No sacamos la cabeza del auto para gritar barbaridades a los demás, respetamos los carriles por los que manejamos, no tiramos basura a la calle. Pero volvemos acá y nos olvidamos de aquello que nos maravilló afuera. Volvemos a demostrar que aquí no hay cultura de que lo público es de todos, porque, claramente, a nadie se le ocurre revolear un helado en el medio del living ni dejarlo sobre el sillón…

-También es cierto que en esos países hay un Estado que protege más a sus ciudadanos y les hace la vida más fácil. ¿Cómo salimos de ese circuito tóxico?

-Hay que invertir mucho en educación y dar buenos ejemplos, que sean visibles. Es necesario que se vea que el funcionario que hizo las cosas mal va preso. Que no sea protegido por el poder o enviado a una embajada, porque eso es lo que crea resentimientos, divisiones y la sensación tan dañina de que hacer las cosas mal no tiene consecuencias. Son años de no tener consecuencias negativas por el incumplimiento de las leyes y de la palabra empeñada. Eso nos hace no creíbles, y de esta sustancia está impregnado cualquier conflicto. Miremos el conflicto del campo: se dijo que cortar rutas es ilegal, lo que es cierto. Pero durante el conflicto por las pasteras la gente cortó rutas y el Estado no instaló la idea de que era ilegal el corte. Por eso la gente debe de haber entendido que cortar rutas estaba bien. Además, respecto de las retenciones, no se les pueden cambiar las reglas de juego a los productores después de que sembraron. La anomia es enloquecedora.

-También es cierto que hay leyes muy duras. Por ejemplo, el caso del IVA al 21 por ciento, que invita a la evasión.

-Claro: por eso digo que la ley es un juego que debemos jugar todos. El ejemplo del IVA es el mejor. Nosotros tenemos el IVA más caro del mundo, por la idea de que los demás impuestos se evaden. Eso genera toda una cultura de facturación en negro, o de no facturación. Porque también es cierto que tenemos una hiperregulación. La burocracia siempre tiene reservado para nosotros algún paso más que desconocemos. Uno quiere hacer un trámite y siempre falta algo. Eso hace que nos parezca lógico buscar un acomodo para sacar un documento de identidad. Lo que no pensamos es que el amiguismo de ese tipo es la antesala de la corrupción, que tanto criticamos. Mejor sería que, si la ley es injusta o abusiva, presionáramos como ciudadanos para cambiarla, que protestáramos en conjunto, pero no que la evadiéramos sin hacer nada. Pensamos que la ley es buena, en general, pero la violamos si no nos gusta o no nos conviene. Y si el gobierno se equivoca, que puede equivocarse, lo que hay que hacer es tomarse el trabajo de hacerlo notar. Eso es construir la República.

-Otro argumento al que apelan los evasores es que no hay transparencia en el control del dinero que aportamos al Estado.

-En eso también somos incongruentes: no queremos pagar impuestos, pero pretendemos hospitales impecables. Otra cosa muy negativa son las moratorias impositivas que hay de tanto en tanto. Es como ponerle una penitencia al hijo y levantársela a los dos minutos. Es necesario que tengamos incorporada la idea de que al que no paga impuestos le va muy mal.

-¿Cuántos empresarios hacen la denuncia cuando son coimeados?

-Ninguno, o muy pocos. Y nadie lo denuncia por temor a quedarse fuera de la próxima licitación… Por eso digo: es un juego que jugamos mal, y en el que errar no tiene consecuencias.


Si desea acceder a más información, contenidos relacionados, material audiovisual y opiniones de lectores ingrese en : http://www.lanacion.com.ar

Observación de FILATINA: Debería basarse el comienzo en la convicción del ciudadano ahora casi inexistente, de que las leyes los legisladores no las hacen para conveniencia de ciertos sectores, sino por el bien de todos. Para eso se debería terminar la sospecha persistente de coimas en el Senado, en Diputados, en los Concejos Deliberantes municipales, en Secretarías y Ministerios, la mentira del INDEC, el lobby por parte de determinadas empresas, la mentira vendida en los medios masivos de comunicación y el engaño de  los gobiernos a su población.

Pablo Luis Caballero.

Gracias a PATO por el aporte.

ASDUC nos comunica:

Viernes, agosto 22, 2008

Asociación Solidaria de Defensa de Usuarios y consumidores  (ASDUC)

Personería Jurídica Nacional Nº 1194

 Comunicado de prensa

 La Asociación Solidaria de Defensa de Usuarios Y Consumidores se pronuncia en contra de los aumentos concedidos a las empresas eléctricas en el orden nacional, y en la provincia de Buenos Aires. En el caso de la provincia para “salvarse” del tarifazo, los consumidores sólo deberían alumbrarse con velas y despojarse de la heladera, ya que esta consume en un día 6.4 KWH, y el aumento se aplicara a aquellos que consuman más de 200 KWH en dos meses.

Estos Aumentos, y los que se anunciaran del peaje, alentaran a otras empresas a imitar esta medida.

 Sede Central: Independencia 766 (C.T.A.) Ciudad autónoma de Buenos AiresTEL: (011) 4361-3140/2592/2421

Filial Zona Sur Prov.Buenos Aires: Mariño 894 (1834) Temperley. Tel (011)4231-6184

Filial Abasto Once: Potosí 4156. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel.: 4656-6652

www.asduc.org.ar

asduc@hotmail.com

OTRO Estudio de Impacto Ambiental en duda!

Viernes, agosto 22, 2008

Argentina / Corrientes

EL INTA Y LA UBA SE APARTAN
DEL MEGAPROYECTO AYUÍ

• Legisladores nacionales presentaron al Ejecutivo un pedido de informe sobre el megaproyecto Ayuí Grande -impulsado por una coalición de empresas en Mercedes, Corrientes–, que incluye una represa cerca del Iberá.
• Entretanto el decano de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y el presidente regional del Instituto Nacional del Tecnología Agropecuaria (INTA), solicitaron que se desvincule a estas instituciones de los estudios de impacto ambiental que hablan de la sustentabilidad del emprendimiento.


Polémico informe: profesionales y organismos oficiales retiran su aval.
Ayuí Grande: foto A. Parera

Buenos Aires y Corrientes, 21 agosto 2008.- El pedido de informes fue presentado esta semana por el diputado nacional Juan Manuel Irrazábal, del Frente para la Victoria, Misiones. El documento insta al Poder Ejecutivo nacional a prestar detalles sobre el megaproyecto agrícola y la “Represa Ayuí Grande”.

El emprendimiento Ayuí Grande, que abarcará más de 77.000 hectáreas, supone la eliminación de bosques naturales a lo largo de bajo 137 kilómetros, bajo el embalse de 8 mil hectáreas que se formaría al represar el Ayuí Grande –un importante curso de agua de la provincia de Corrientes, afluente del Miriñay, y emblemático por su altísima biodiversidad.

El emprendimiento es para sembrar, entre otras, 23 mil hectáreas de arroz que agregarían 130 mil toneladas a la exportación correntina, y 5 mil hectáreas de otros cultivos, incluyendo soja, con el mismo destino, en un contexto internacional favorable por el incremento del precio de los cereales.

El megaproyecto es impulsado por las firmas Pilagá, Tupantuva y Copra, del vicepresidente del Grupo Clarín, y Adecoagro, del financista húngaro George Soros, que, junto al gobierno provincial gestionan ante la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (SAyDS) de la Nación medidas para que la Ley de Bosque nativos no frene la iniciativa.

El legislador misionero instó al Estado nacional a que informe acerca del conocimiento sobre el megaproyecto y pidió la opinión de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, que es la autoridad nacional ambiental. “Construir un embalse que haría desaparecer bajo las aguas una superficie considerable de costas, bosques de ribera, pastizales y pajonales ha generado rechazo de muchas organizaciones”, sostiene el pedido.

Legisladores nacionales resolvieron dar urgente tratamiento al tema, al que calificaron de “trascendencia nacional e internacional”, según palabras del diputado Oscar Massei del PJ neuquino. “Hay una honda preocupación en la región nordeste”, aseguró por su parte el diputado nacional por Santa Fe, Pablo Zancada.

LA UBA SE DESVINCULA

Entretanto Jorge Aliaga, decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), pidió que se desvincule a la alta casa académica de los trabajos emprendidos por el ingeniero Jorge Adámoli, profesor asociado del Departamento de Ecología de esa facultad.

Adámoli integra el equipo técnico contratado por las firmas para desarrollar los estudios de impacto ambiental a los que, según dijo, el Instituto Correntino del Agua y el Ambiente (ICAA) analiza positivamente.

Adámoli fue quien precisó a Momarandu.com que de las siete mil hectáreas que serán inundadas, “sólo 137 kilómetros de bosque serán eliminados”. “Es un bosque que no es único, las especies que están ahí están en todos lados”, había justificado el ingeniero.

Adámoli había dicho también que el megaproyecto incluye la creación de un área protegida “de administración privada”, que se extenderá por de 13.700 hectáreas de bañados, malezal y bosques “donde no se tocará al ambiente”. El área “receptaría” el impacto que producirá el uso de químicos industriales para la siembra y la emisión de gases de las maquinarias.

Respecto a las declaraciones del profesor asociado Adámoli, el decano de la UBA sostuvo que “tanto los trabajos como el informe técnico quedan bajo responsabilidad del Asesor Técnico responsable y no comprometen a la Facultad”.

“El solicitante será responsable por los daños que pudieran derivarse de los resultados obtenidos en virtud de esta OAT. La Facultad no tendrá responsabilidad alguna al respecto”, agregó Aliaga. Se refiere a las Órdenes de Asistencia Técnica (OAT) que el investigador (Adámoli) habría solicitado a la facultad para desempeñarse como asesor técnico de las firmas privadas.

El INTA NO AVALA EL EIA

Al igual que Aliaga, el presidente del Centro Regional NEA del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria –INTA, Hugo García, informó que la entidad no forma parte del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del Proyecto de la Represa Ayuí, como se había informado en un principio.

“Pediremos que saquen el nombre de la Institución”, pidió García en un documento dirigido a la Fundación Reserva del Iberá, una de las organizaciones que se oponen al emplazamiento del megaproyecto agrícola.

García sostuvo que el INTA jamás formó parte del Estudio de Impacto Ambiental. “Si el INTA estuviera mencionado como integrante del Equipo Técnico, solicitaremos a los autores del trabajo modificar su redacción”, aclara el comunicado. El presidente de la entidad sostuvo que aunque el INTA haya realizado un estudio sobre riesgos ambientales e indicadores de sustentabilidad agroambientales, que probablemente fue sido utilizado para redactar parte del informe de impacto, “no implica que nuestros profesionales hayan sido parte del equipo técnico”.

Nota completa y copia de ambas cartas en PDF:
http://www.proteger.org.ar/doc796.html

Fuente: Diario Digital Momarandú, Corrientes

MÁS INFORMACIÓN CLAVE

http://ennombredelayui.blogspot.com/

ENVIA UN MENSAJE EN DEFENSA DEL AYUÍ
Te invitamos a sumarte a la campaña “Salvemos el Ayuí”. Pidamos que NO se construya la represa que ahogará para siempre el Ayuí Grande, sus bosques y su irremplazable tesoro de vida bajo un embalse de 8.000 hectáreas.
http://ennombredelayui.blogspot.com/

Descargar “Solicitada por el Ayuí”
http://www.proteger.org.ar/download/archivos/ayui-solicitada.pdf

Fuertes cuestionamientos a la represa del Ayuí, cerca de Iberá. Sería para irrigar 28.000 hectáreas de arroz. Se inundaría el arroyo Ayuí Grande, de más de 100 km de largo, con una biodiversidad excepcional. El Yuquerí y el Curupí también serán afectados. Los efluentes químicos de la gigantesca superficie de plantíos comprometerían la calidad del agua, incluyendo la de los ríos Miriñay y Uruguay.
http://www.proteger.org.ar/doc782.html

Ing. Jorge Adámoli: “Asumimos que habrá impacto, pero con beneficios sociales importantes”, dijo el profesional, cuestionado desde hace más de una década por justificar emprendimientos con alto impacto ambiental y social.
http://www.proteger.org.ar/doc790.html

Los Esteros del Iberá, convertidos en arroz
http://www.proteger.org.ar/doc783.html

Debate en Mercedes: fuerte resistencia al proyecto. Jorge Adámoli, a favor de la represa del Ayuí, es autor del “Plan de Gestión Ambiental”.
http://www.proteger.org.ar/doc784.html

Censura a Luis Landriscina en Canal Rural. Fue por la entrevista a Enrique Lacour, de la Fundación Iberá, y su defensa del Ayuí amenazado por una represa para regar arroz y soja. “Curiosamente, la represa, el arroz y el Canal Rural, pertenecen al mismo dueño”, dijo Lacour.
http://www.proteger.org.ar/doc786.html

Obras viales en los humedales: el futuro del río Miriñay
http://www.proteger.org.ar/doc770.html

Hay otro terraplén y más de 15 acciones judiciales en los Esteros del Iberá
http://www.proteger.org.ar/doc748.html

Histórico: la justicia ordenó demoler terraplén en los Esteros del Iberá
http://www.proteger.org.ar/doc746.html


CONTACTOS Prensa / Comunicación / PROTEGER
Leticia Isaurralde / Federico González Brizzio
Telfax: 0342 – 455 8520 / Celular: 0342 – 154 48 42 96
email: comunicacion@proteger.org.ar 
En caso de publicar la nota, favor de citar la fuente
Fundación PROTEGER – miembro de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN)
Web: http://www.proteger.org.ar
Se debe realizar una completa
Evaluación de Impacto Ambiental independiente
garantizando el acceso a la información y participación ciudadana

 

 

FARN manifiesta su preocupación

por el proyecto de construcción

 de una represa en el arroyo Ayuí,
en la provincia de Corrientes

Ciudad de Buenos Aires, 11 de agosto de 2008. La Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) expresa su profunda preocupación en relación con el proyecto de construcción de una represa sobre el arroyo Ayuí, ubicado en el departamento de Mercedes, Provincia de Corrientes, que tiene como objetivo la creación de un lago artificial para el riego de 18.000 hectáreas de plantaciones.

La discusión en torno a este emprendimiento concentra una multiplicidad de aspectos y materias que deben ser ampliamente debatidos. No obstante ello, queremos señalar que se trata de un proyecto privado que tendrá consecuencias sensiblemente negativas sobre bienes del dominio público. Entre los impactos negativos más importantes se destaca la afectación que sufrirá el recurso hídrico propiamente dicho, y la sustitución que sufrirán miles de hectáreas de sabanas y pastizales pues se verán convertidas en áreas agrícolas.

Por ello, es necesario destacar que desde el punto de vista normativo, el Código de Aguas de la Provincia de Corrientes expresa que la política hídrica provincial deberá “(…) Impulsar el uso racional e integral de los recursos hídricos, como elemento condicionante de la supervivencia del género y de todo el sistema ecológico, promoviendo su mejor disfrute con amplio sentido proteccionista. Para ello, deberá tenerse en cuenta la unidad de recursos en cualquiera de las etapas del ciclo hídrico, la interdependencia entre los mismos y entre los distintos usos del agua, el condicionamiento del medio ambiente y de las influencias que es capaz de producir la acción humana (…)”.

También señala que “(…)toda utilización de los Recursos Hídricos deberá hacerse de modo que no altere dañosamente el equilibrio ecológico ni afecte la calidad de vida presente o futura.(…)” y que “nadie podrá variar el régimen, naturaleza o calidad de las aguas, ni alterar los cauces naturales o artificiales ni su uso, sin previa autorización de la Autoridad de Aplicación, y en ningún caso, si con ello se perjudicare la salud pública, se causare daño a la comunidad, a las cuencas, a otros recursos naturales o al medio ambiente.(…)”.

Por otra parte, el artículo 191 inc. i) del Código citado dispone que la ejecución de las obras hidráulicas como la presente deberán cumplir con el Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental que establece la Ley Nº 5067, cuestión que también ha sido consagrada en el Art. 65 de la Constitución provincial recientemente reformada.

De acuerdo a todo lo expuesto, desde FARN creemos que resulta indispensable entonces que la Autoridad de Aplicación imponga el cumplimiento de todos los recaudos legales establecidos para la realización de este proyecto, y que además arbitre lo medios necesarios para la realización de una EIA absolutamente independiente, garantizando el acceso a la información y la más amplia participación ciudadana en dicho proceso.

Agradecemos el envío de esta información a Pimpignano y Perlini.

Difusión de Prensa FILATINA sin cargo.