VIAJAR EN BICICLETA. UN DESARROLLO LOCAL POSIBLE Y UNA PROMOCIÓN AMBIENTAL DESDE FILATINA.

by

El ciclismo no sólo es un deporte: es turismo, es transporte, es emprendimiento, es negocio, es distracción.

Viajar en bicicleta:

En Buenos Aires, Gran Buenos Aires, y ciertas ciudades debería promocionarse que la gente viajara en bicicleta.

Se lograría disminuir el tremendo problema del transporte, especialmente en las horas pico. Habría menos polución ambiental, se lograría producir menos estrés por transporte, se bajarían las pancitas, se haría ejercicio sin ocupar más tiempo del necesario, se incrementaría la resistencia física promedio del varón argentino, mejoraría el estado de ánimo, aumentaría la capacidad toráxica, se podría dejar de fumar y beber alcohol en exceso con mayor facilidad.

Podría disfrutarse la ciudad de otra manera, se ahorra tiempo, se puede pasear más, inclusive eligiendo el recorrido.

A veces en el mismo tiempo que se demora esperando el colectivo o antes se llega al lugar a donde se iba uno a dirigir, especialmente en viajes cortos y sobre todo en la ciudad.

Se gastaría menos energía eléctrica y combustibles, se bajaría el colesterol, se conocería mejor la ciudad, se incrementarían las ganas de conocer, y de a poco se anima uno a más.

Para ello habría que cumplir ciertos

REQUISITOS PREVIOS.

Conocer y admitir las normas de tránsito.

Respetar los semaforos, los cruces de calles, las bicisendas, los peatones y los vehículos.

Estacionar las bicis donde no molesten. SIEMPRE atarlas con cadenas “cementadas” (son más duras y gruesas) y candados fuertes de acero, que no sean fáciles de cortar.

La seguridad, para que NO ROBEN BICICLETAS, ni mientras están estacionadas y atadas ni “justo cuando uno va en ellas“.

Se podría implementar dejarlas en los guardacoches en forma NO OBLIGATORIA, siempre que no se zafen con los precios como sucede con los automotores, que a veces es imposible estacionar. (OLIGOPOLIO DE LOS ESTACIONAMIENTOS).

Seguridad II “para evitar accidentes“: pedimos que los vehículos no se ensañen con los ciclistas, porque MUCHOS les provocan, les hacen pasadas rasantes, se les cruzan en su camino, les ocupan las sendas para ciclistas.

Por ejemplo: la Av. Rivadavia tiene el carril izquierdo reservado como senda para bicicletas pero es el mismo que se usa para bajar y subir mercaderías, estacionar vehículos, los acompañantes bajan ocupando con las puertas el poco espacio que quedaba libre de la bicisenda, y donde cuando queda un trecho libre los conductores de autos que son más apresurados pasan a los otros hasta en los semáforos, poniendo en peligro al ciclista que a veces con mucho trabajo y riesgo los debe tratar de sortear.

Seguridad III: los ciclistas deben tener sus vehículos en condiciones, cubiertas no muy gastadas, llantas sin abolladuras, rayos bien estirados, frenos que detengan el vehículo en distancia adecuada, bocina (el timbre suele ser inaudible entre el ruido de la ciudad, especialmente en invierno que los autos llevan las vantanillas cerradas), luces (roja atrás y blanca o verde adelante), espejo retrovisor para mirar hacia atrás antes de doblar, casco protector obligatorio que podría o debería ser provisto en los municipios al costo o gratis (es peor gastar en curar ciclistas en hospitales) (ojo: algunos cascos que se venden baratos no sirven: en caso de caerse se rompen o no tienen buena amortiguación), tener un mapa de bicicleterías a las que recurrir en caso de fallas o pinchaduras y poder ir por una senda especial que sea respetada.

Seguridad IV: los ciclistas DEBEN TENER PRIORIDAD, como tienen (o deberían tener?) los transeúntes, a los que debe respetase (y no atropellarse) aun cuando hagan las cosas mal (como cruzar por el medio de la cuadra y no por las esquinas, o no respetar los semáforos).

reserva-ecologica-de-pilar-visita-22-12-07-003.jpg

Después de casi 7 años de arduas tramitaciones mediante asiduas cartas al ferrocarril de varias organizaciones no gubernamentales, se logró un espacio para viajar con la bicicleta en tren: en el ex Roca o ex Ferrocarril del Sur, en los que son eléctricos, apenas un segmento del convoy viajan las bicis: sólo en una parte del segundo vagón más alejado de la estación terminal Constitución, porque no está previsto furgón. El tren que va a La Plata no es eléctrico, si tiene furgón, pero nunca se sabe si estará al principio o al final del convoy de vagones, causando seria dificultad a los ciclistas que no saben dónde esperarlo en las estaciones.

 

 

 

Bicis colgadas en el vagón del ex Ferrocarril Roca.

Las bicis van apiñadas en un segmento de vagón,

o en un pequeño furgón: con poca comodidad cómo podremos promocionar que las bicis viajen en tren ni que se viaje más en bicicleta…

LOS “NEGROS” VIAJAN EN BICICLETA:

Desde que me movilizo en bicicleta he sentido otra clase de discriminación. La de aquellos a quienes parte de la sociedad desde antaño desprecia. Llevar una bicicleta por la plaza cruzándola hacia la estación del ferrocarril ya es motivo de discriminación: es cosa “de negros“, o también “de pobres“. Sigue siéndolo en el andén, mientras uno espera que llegue el tren, y continúa mientras se viaja, en el segundo vagón contando desde el último, donde está el espacio reservado para colgar las bicis, hay discriminación.

En cambio en los diferentes trenes eléctricos que salen desde la Estación Retiro hay furgones para bicicletas. Están al principio y al final de cada convoy. Casi siempre hay lugar para bicis. La gente muchas veces es más educada. No hay tanta discriminación.

Pero no toda la gente siempre es más educada que la que viaja hacia el sur. Lo peor se encuentra en los trenes que llegan a Plaza Once: apretujones, golpes y empujones son cosa de todos los días, y si uno no lo sabe y se para delante de una puerta para bajar, al llegar a la estación terminal lo arrastran a violentos empujones. Una barbaridad que hace tiempo que sucede, aunque no se lleve bicicleta.

Los subtes todavía no tienen un sitio especial para transporte de bicicletas. Es una de sus mayores falencias, además de no poner más vagones en cada formación.

Son paseos interesantes para la clase de ciclistas turistas que no van por rutas, las reservas ecológicas como la de Costanera Sur. Allí se puede andar con seguridad en un entorno de belleza natural y armonía. Hay que bajar en Constitución y por una calle paralela a Brasil llegar por la calle en bicicleta hasta la costa (unas 12 cuadras). Es entrada gratis. Hay varios circuitos para andar que tienen entre 3 y 8 Km. Hay hermosas vistas al Río de la Plata, hay espacio verde con pasto limpio apto para pic nic y también mesitas con asientos, baños, agua y avistaje de hermosas aves y animales. No se puede hacer fuego.

Ciertas zonas de Ezeiza (los bosques) son lindos lugares para andar, suelen ser bastante seguros, excepto en las rutas los autos no van a mucha velocidad.

La Reserva Ecológica de Santa Catalina en Lomas de Zamora tiene espacios hermosos, paradisíacos para ciclistas. Se llega hasta la mismísima puerta de entrada en el tren que va desde Témperley hacia Haedo, estación Santa Catalina. Se recomienda cuidar preservando mucho el bosque de los pájaros: ni hacer ruido al pasar. Disfrútelo. No conviene ir solo.

También es hermoso andar por algunas ciudades como El Tigre, Beccar, San Isidro, Palermo, Olivos, o Adrogué.

En la estación misma de Rafael Calzada (Alte Brown) hay un nuevo circuito de carreras pedestres y otro de ciclismo familiar. Es entrada libre gratuita.

En las proximidades de la estación Remedios de Escalada en Lanús, hay un buen circuito para andar seguro en bicicleta.

Sobre la Av. Frías en Lomas de Zamora está el circuito ciclístco municipal, es pista, es cerrado y apto hasta para profesionales.

En el pueblo Ministro Rivadavia, cerca de la estación Longchamps, está el Centro Deportivo Municipal del municipio Alte Brown, donde pueden hacerse hasta asaditos (hay mesas) es entrada libre y hay lugar.

También se puede viajar hasta Chascomús en el tren ex Roca, sale a las 8.30 cada día y regresa 18:30. Averiguar antes.

Es posible andar en bicileta por en Buenos Aires en DOMINGO: suele estar la ciudad vací ese día todo el año.

De paseo “familiar” por las ciudades aun es recomendable no ir de a uno solo sino en grupo. Por seguridad. Pueden robarle la bici. A cierta velocidad no hay problemas, no se les da tiempo.

Use la bici en forma paulatina hasta cobrar seguridad en el andar, especialmente si luego se va a animar entre el tráfico.

A la hora de elegir bicicleta, verá que no es cosa de pobres. Hay de todos los precios. No conviene comprar primero las más caras. Si va a usarla en lugares con pendiente o a pasar rutas con puentes, convienen las que tienen hasta 18 cambios.

Es dificil consguir bicicletas usadas que son más baratas. Hay que asegurarse que no sean robadas. Recurra a la bicicletería de su barrio, suele ser de confianza. Es necesario que tenga buenos frenos, guardabarros, canastito, portabotella de agua, bocina, luces pero sin dínamo, espejo, ojos de gato, parador.

Las de ruedas gruesas amortiguan más los pozos, por eso no convienen las de ruedas muy finitas.

Hable con amigos y amigas, forme un buen grupo para salir juntos a explorar por otras ciudades.

¡SUERTE EN SU AVENTURA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: