En el marco de la investigación sobre cuentas sin declarar de argentinos en la sucursal Ginebra del HSBC, Tiempo publica hoy por primera vez el listado completo de las 4040 personas y empresas que evadieron el fisco local para enviar dinero al exterior. La información –obtenida de fuentes judiciales– contiene nombres de firmas de todos los rubros de la economía, muchos de los cuales se conocieron en el momento en que la AFIP presentó la denuncia contra el banco y sus directivos por considerar que armaron estructuras de fuga y evasión, con participación de gestores y radicación en paraísos fiscales. Además, especifica denominaciones de sociedades que más allá de pertenecer o tener dentro de su directorio a argentinos, están directamente radicadas en paraísos fiscales como Panamá o los Estados Unidos. La nómina, de la que se resaltarán datos que se publican por primera vez, es la que viajó a la Argentina vía Francia, luego de que el gobierno galo oficiara de intermediario entre el jefe de Informática del HSBC, Hervé Falciani, y el titular del fisco nacional, Ricardo Echegaray.
Metiéndose de lleno en el listado, es sencillo identificar a Adelmo Gabbi, titular de la Bolsa de Comercio y hombre fuerte del Grupo de los Seis (G-6); al empresario sojero más grande del país, Gustavo Grobocopatel; la familia Lacroze de Fortabat y su empresa Loma Negra; Pedro Stier, de Multicambio SA; futbolistas y propietarios de agencias de modelos; familiares del empresario azucarero Blaquier; y del clan Born. También ocupa lugar preponderante el director del Grupo Clarín. También aparece en la nómina Natalio Garber, el ex dueño de Musimundo que fue el caso testigo que en el país inició las investigaciones por lavado de dinero del banco JP Morgan.
Sorprende entre los 4040 argentinos el nombre de Marcos Clutterbuck: poco conocido públicamente, es uno de los hombres fuertes de Hicks, Muse, Tate & Furst (HMTF), un grupo que hizo sendos negocios en los ’90 y que participó en forma directa en el esquema accionario de Cablevisión. De esta última empresa, figura Carlos Moltini, el CEO; y los cuadros del grupo Clarín que completan la nomina arrancan en el propio sobrino de Héctor Magnetto, Pablo Casey. También Alejandro Urricelqui y Saturnino Herrero Mitjans, hombres fuertes del holding de Noble.
Por el lado de las vinculaciones de la familia Blaquier, están en el listado los nombres de Paula María Rodríguez Ribas Elizaulde de Blaquier y de Adolfo José Unzue Blaquier.
Pedro Stier, el ex titular de la empresa Multicambio SA, del que Tiempo contó ayer la historia de gestiones de dineros de la corrupción de las causas Armas e IBM-Banco Nación, también aparece en la nómina conocida popularmente como “La Lista Falciani”. Cabe destacar que según relató el propio ex ejecutivo del HSBC, los datos llegan hasta el año 2006, por lo cual puede haber sociedades que ya no están funcionando. De todos modos, la evasión puede prescribir pero no así operaciones en las que se sospeche presunto lavado de activos, por lo cual estas causas siguen su curso en la justicia local y de todo el mundo.
Un viejo conocido de las listas de cuentas ilegales en la mayoría de los bancos de inversión que tienen Banca Privada (Morgan, UBS, HSBC, BNP Paribas), es el ex líder del Exxel Group, Juan Navarro Castex. Uno de los hombres que mayor rédito le sacaron a los negocios en la década del noventa.
Gustavo Grobocopatel está apuntado con una cuenta propia, pero además figuran Andrea Mariela Grobocopatel y Adolfo Grobocopatel. El rey de la soja dijo este fin de semana en una entrevista con el diario La Nación que no tuvo ni tiene cuentas sin registrar en el exterior. Sin embargo, nunca dio explicaciones a las autoridades locales de esta “no existencia”. De todos modos, hay que aclarar que, con sigilo, muchas de las compañías denunciadas por AFIP fueron acercándose al fisco para regularizar sus deudas. Los nombres no trascendieron, por una especie de acuerdo mutuo de los pagadores. El Estado argentino busca recuperar al menos U$S 3500 millones que se fugaron sin tributar impuestos a nivel local.
Por supuesto, están en la lista dos de los gestores más importantes de cuentas que, si bien no las tenían a su nombre, sí representaban a clientes de peso. Uno de ellos es Miguel Gerardo Abadi, facilitador de un tercio de las 4040 cuentas por un valor de U$S 1300 millones. Y el otro es Alfonso Prat-Gay, que manejó las cuentas la familia Fortabat y que será citado por la Bicameral del Congreso que investiga el caso HSBC. El cuerpo que conduce Roberto Feletti anunció ayer que retomará las actividades el próximo 21 de abril. Otro de los gestores es Alejandro Alberto Tawil, que trabajó con las cuentas de la familia Rodríguez Larreta.
Vale la pena resaltar, además, una serie de compañías –algunas de las cuales figuran actualmente en los registros como sin actividad– que parecieran estar operando en el país pero que, en realidad, tienen domicilio fiscal en el exterior, en países de baja tributación. Es el caso de Taltech International, firma de servicios de telecomunicaciones radicada en Aventura, la Florida. Cuenta actualmente con una página web que presuntamente ofrece servicios en el país, pero no aporta direcciones físicas de oficinas. De la misma manera, Servimarine SA, empresa náutica con propietarios locales, está radicada en Panamá. Al igual que Dalster Trading S.A., que no tiene en el país actividad específica según su acta de constitución, pero está radicada en Panamá. Su titular es Javier Espino. Hay en paralelo curiosidades, como el de la fábrica Indunor, que produce extractos vegetales para curtiembres en el Chaco, y que también tenía cuentas sin declarar ante el fisco nacional. «